“Para bailar el tango se necesitan dos”. Con esta frase graficó el canciller Jorge Lara Castro el compás de espera en que se encuentra el reclamo paraguayo respecto al aumento de la tarifa de la energía de Itaipú, una decisión que está en manos del gobierno del Brasil.

Lara Castro indicó que el gobierno paraguayo sigue esperando una respuesta respecto a la contrapropuesta que se había planteado y sobre la cual aún no se tiene una decisión.

“Se pide que la tarifa sea igual al costo. Pero como esto forma parte de una política interna del Brasil, que tiene una directa vinculación con el control de la inflación en ese país, entonces, ellos están estudiando detenidamente esta situación”, resaltó el ministro de Relaciones Exteriores.

“Por eso reitero: así como para bailar tango se necesitan dos personas, para resolver este problema se necesitan dos países. Nosotros hicimos nuestra propuesta y ella está en estudio en la instancia correspondiente”, acotó.

El gobierno paraguayo espera una respuesta al pedido de elevar de US$22,60 a US$24,30 la tarifa de la energía de Itaipú, pero la posición paraguaya no ha tenido eco en el vecino país.

Esto en parte debido a la política brasileña de congelar el precio de los servicios a sus consumidores, como una forma de controlar la inflación.

El directorio de la entidad binacional planteó el cumplimiento del Tratado en la cláusula que indica que la tarifa de la energía debe ser igual al costo, pero las negociaciones están en el ámbito diplomático y se canalizan a través del Ministerio de Relaciones Exteriores.

La última reunión que se realizó sobre el tema fue hace ya casi un mes, el 28 de marzo pasado.