El titular del Centro Industrial de Caña y Alcohol (Cical), César Rodríguez, anunció que se unieron el sector privado y el público para emprender el plan nacional de la caña dulce, que buscará ampliar y mejorar el rendimiento de la producción cañera nacional.

Además, adelantó que pretenden convertir este rubro en la tercera fuerza económica del país, luego de la carne y la soja.

Rodríguez destacó de entrada que el año pasado fue excepcional para la producción de caña dulce, ya que registró uno de los mejores precios de su historia, que osciló de G. 210.000 (US$45,2) a G. 260.000 por tonelada, siendo las perspectivas igualmente alentadoras para este año en materia de precios.   

En tanto, el titular del Cical explicó que “con mucha propiedad podemos decir que la caña dulce puede ser el factor preponderante para la recuperación económica del país ante los tropiezos registrados en la carne y soja”, ante el rebrote de la fiebre aftosa y las secuelas de la sequía, respectivamente.  

Rodríguez expresó con satisfacción que el cultivo de la caña de azúcar es muy resistente a los embates de la sequía, ya que se trata de uno de los pocos rubros que más lo soporta, aunque reconoció que igualmente incide en su crecimiento y en todo el proceso industrial.    

De acuerdo a las estimaciones de producción del sector cañero, se calcula un cultivo para la próxima zafra de entre 95.000 y 100.000 hectáreas, aunque destacó que la misma es todavía inferior a lo que se necesita en el país, que estimó entre 115.000 a 120.000 hectáreas de cultivo.   

Asimismo explicó que para la presente campaña se mantuvo el área de cultivo, primero porque el precio anterior era muy bajo (año 2010), y los tiempos ya no alcanzaron para aumentar el área de plantación para este año, por más de que en el 2011 se batieron récords en precios.  

Rodriguez recordó que el rendimiento nacional de la caña dulce oscila entre el 50 y 60 toneladas por hectárea.   

Sin ocupación ni abigeos. Rodríguez destacó que por el gran efecto social que tiene el cultivo de la caña de azúcar en el país, preparan un plan nacional integrado por varios gremios y el Ministerio de Agricultura y Ganadería.

Destacó que para echar una hectárea del cultivo se precisan al menos  entre 45 y 50 peladores para obtener una tonelada de azúcar.

“Y siempre decimos en nuestro sector que donde haya cultivo de caña de azúcar no existe ocupación ilegal de tierras ni abigeatos”, remarcó el empresario.