El consorcio integrando por la empresa brasileña Elecnor y la paraguaya CIE (Consorcio de Ingeniería Electromecánica) exige a la binacional Itaipú que firme una adenda para modificar el contrato original para la construcción de la línea de 500 kV (Itaipú-Villa Hayes), específicamente en lo referente a los costos.

La obra fue adjudicada por la suma de US$165.704.750 el 12 de noviembre de 2011 y debía concluir en 420 días (alrededor de 13 meses), es decir, a fines de este año.

“En el caso de que cualquier proyecto sufra alteraciones con relación al proyecto ejecutivo, estas alteraciones tendrán que ser reconocidas cualitativa y cuantitativamente”, señala la nota firmada por el gerente general del consorcio, Reuben Cortez, presentada ante la Itaipú el 27 de septiembre último.

Si bien la nota no establece el monto a ser reajustado, menciona que incluye el estudio de suelo, ensayos adicionales de torre, ejecución del terraplenado en los subtramos inundables a fin de agilizar los trabajos, ejecución de diferentes tipos de fundación en roca, alquiler de almacenes, de equipos que quedaron varados en la aduana brasileña y diferencia de peso de las estructuras metálicas.

De acuerdo con las explicaciones, hubo retrasos en la ejecución de los trabajos debido a varios factores, entre los cuales cita, la huelga de funcionarios aduaneros del lado brasileño, que no permitió pasar los equipos alquilados, la falta de entrega de los derechos de paso, que el proyecto ejecutivo no incluye fundaciones con suelo rocoso ni los diseños de las fundaciones a ejecutar, entre otros.

En la primera parte de la nota, el consorcio explica que estas principales dificultades e imprevistos que surgieron desde el inicio de la ejecución del proyecto obligaron a duplicar al consorcio los recursos previstos, sin que con ello haya podido recuperar los atrasos, como tenían previsto en el programa de aceleración presentado en la reunión mantenida entre los directores de la Itaipú y el consorcio CIE/Elecnor en fecha 10 de mayo de este año.

En otro punto consorcio menciona su preocupación por el hecho de que la definición de las fundaciones de cada una de las torres se haya realizado en base a sondeos y estudio de suelo en solo el 25% de las torres, “en las primeras reuniones de coordinación se alerta a Itaipú del grave riesgo de que en el 75% de las torres que no tienen sondeos, la fundación elegida por la ingeniería no sea la adecuada al suelo...”.

En marzo, seis meses atrás, el consorcio pidió prorrogar plazo y la emisión del aditivo contractual debido a la falta de cumplimiento de las obligaciones de Itaipú sobre los derechos de paso ya registrado anteriormente, pero la binacional no respondió, según la nota. El consorcio CIE/Elecnor debe instalar 758 torres.

Subestación y ampliación de la SEMD. La empresa paraguaya CIE también tiene a su cargo la construcción de la subestación de 500 kV en Villa Hayes y la ampliación de la Subestación Margen Derecha (SEMD) en la central hidroeléctrica, pero con la empresa brasileña EBB.

La obra fue adjudicada en mayo de 2011, por valor de US$120 millones. La primera etapa concluirá en abril de 2013 y la segunda en octubre, anunciaron el mes pasado los técnicos de la Itaipú, de la ANDE y del consorcio CIE/ABB, tras verificar la obra.