Asunción. De acuerdo a los datos informados por el Banco Central de Paraguay (BCP), entre el período del 2000 al 2009, en el país se vendió un total de US$177 millones en productos lácteos.

Esta cifra es superada en seis veces por el consumo de bebidas alcohólicas, gaseosas y tabaco, que en el mismo período estudiado, superaron los US$1.090 millones.

Por su parte, la Cámara Paraguaya de Industriales Lácteos (Capainlac) ya había advertido sobre el bajo consumo de leche en el país, que no alcanza las cifras recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Lo recomendable es que cada persona consuma anualmente entre 150 y 200 litros de leche. Sin embargo, en Paraguay la cuota llega a sólo 92 litros, que representa menos del 50% del volumen ideal.

En los últimos dos años el consumo anual per cápita aumentó 12 litros, ya que la cifra del mercado local en el 2009 llegaba a apenas 80 litros, según datos de Capainlac.

Aún así, la demanda no es suficiente para cumplir con la indicación de la OMS.