“Lo notable es que no hay razón aparente para que el dólar se deprecie siendo que el ingreso fuerte de divisa comenzará el próximo mes con la exportación de soja que tiene una excelente producción este año”, dijo Juan Carlos Altieri de Fepama.

El presidente del gremio explicó que si a corto plazo el cambio no repunta, no solo los exportadores se verán con problemas sino también las industrias nacionales no exportadoras, que tendrán que enfrentar no solo la competencia legal sino también del tipo desleal.

En este sentido, señaló que las monedas de los países vecinos como Argentina y Brasil, se depreciaron y con la vulnerabilidad que se tiene en los controles aduaneros, favorecerá al comercio informal.

Sostuvo que el Banco Central debería actuar ante el comportamiento del dólar y explicar los motivos de la variación de esa moneda para que los exportadores tomen recaudos.

Por otro lado, cuestionó que Haciendo dilate la devolución del IVA del exportador.