En cumplimiento de los compromisos asumidos inicialmente con el antiguo Ferrocarril Central Pdte. Carlos A. López, y luego con su sucesora, Ferrocarriles del Paraguay SA (Fepasa), Yacyretá abrirá hoy la licitación para empresas interesadas en las obras de reposición de vías en el departamento del Itapúa.

La convocatoria corresponde a una primera etapa de los trabajos, en la que se invertirán hasta US$8,5 millones, monto que se calcula costará el tramo inicial proyectado de 7,5 kilómetros.

Esas vías se extenderán desde la cabecera del puente internacional San Roque González de Santa Cruz hasta conectar con la Ruta VI, a la altura del lugar conocido como barrio Santa María.

Si el proceso licitatorio y la adjudicación se desarrollan de acuerdo a los plazos previstos por la EBY, los trabajos arrancarán en octubre próximo y deberían estar terminados en  doce meses, según los detalles técnicos aportados ayer por la entidad binacional.

Yacyretá está obligada por sus propias notas reversales a reconstruir el sistema ferroviario anegado por las aguas de su embalse en el departamento de Itapúa, en este caso por un tramo total de 69 kilómetros, entre Encarnación y Gral. Artigas. de acuerdo a las nuevas especificaciones entregadas.

Sobre esa segunda etapa de los trabajos, la EBY no maneja aún plazos ni montos, pero se cree que el proyecto respectivo sería definido paralelamente a la construcción del primer tramo que será licitado hoy.

De gran envergadura. El tramo que debe conectar con el puente internacional será de alta complejidad, según se deduce de las explicaciones del jefe de Obras y Proyectos de la EBY, Ing. Estanislao Udagawa, quien dijo que las vías van a pasar sobre dos arroyos importantes y por pasos a nivel previstos sobre la Ruta VI, sobre la Ruta XIV y la prolongación de la avenida San Roque González.

Además, como en la zona existe una variación topográfica muy pronunciada, y atendiendo a que el ferrocarril necesita una pendiente mínima para su circulación, la construcción demandará excavaciones y terraplenes de envergadura. Para estas obras serán expropiados unos 96 inmuebles, cuyas tasaciones ya han concluido y en breve se completarán los pagos a los propietarios.