Paraguay. Los límites de tasas activas para los distintos tipos de préstamos en el sector financiero y bancario (exceptuando las tarjetas de crédito) muestran un leve repunte y para junio próximo no podrán superar el 41,68%, según el informe entregado ayer por el Banco Central del Paraguay (BCP).

El porcentaje extremo para que las tasas no sean consideradas usurarias se calcula con la información de las intermediarias, y para ello utilizan un promedio móvil de las operaciones de crédito de consumo de los últimos 24 meses.

De acuerdo a especialistas, se puede esperar una reducción aún mayor para los siguientes meses, que beneficiarán a los demás rubros de créditos del sistema financiero, como préstamos personales, comerciales y otros.

Cabe señalar que desde la histórica reducción de tasas de tarjetas de crédito se estableció un tope para dicho rubro desde septiembre de 2015, lo que incidió también en la tasa tope de los demás productos.

Anteriormente, las tarjetas eran las que más se acercaban al tope usurario, que llegó a superar el 58%.