El vicepresidente de NGO, Nicolás González Oddone, presentó un pedido de impugnación contra una de las dos licitaciones del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) para la compra de televisores y reproductores que había beneficiado a NJS SA, propiedad del hijo del diputado José Chamorro.

En la protesta se habla de interpretaciones subjetivas por parte del comité evaluador del MEC y que la irregularidad ha viciado el proceso.

La reconocida empresa NGO SAECA se había presentado a la licitación del MEC para la provisión de televisores y reproductores de DVD el pasado mes.

En este llamado participaron  cinco empresas: NGO, Engineering SA, Data Lab, Cellular SA, NJS SA y Drei Asociados. La mejor oferta fue la arrimada por NGO con una diferencia de G. 800 millones (US$176.545) en comparación a la cuarta mejor oferta presentada por NJS SA que fue finalmente la favorecida con la compra de los equipos por un valor que casi llega a los  G. 2.000.000.000 (US$441.363).   

NJS es la empresa propiedad de Óscar Marcelo Chamorro Lafarja, hijo del diputado colorado José Chamorro, que ya había ganado una primera licitación en el MEC por valor de G. 5.500.000.000 (US$1.213.750), también para la provisión de televisores, reproductores de DVD y minicomponentes.

En total, la empresa de Chamorro, sumadas ambas licitaciones, se adjudicó cerca de US$ 1,8 millones en solo un mes.  

Llamativamente, el comité evaluador del ministerio adjudicó ambas licitaciones a la empresa que había presentado la oferta más alta, en una subasta supuestamente a la baja.   

Al comparar los precios en los principales comercios del mercado, los equipos adquiridos por el MEC están sobreevaluados, ya que, por ejemplo, el televisor de 21 pulgadas Midas Ultra Slim cuesta a  precio minorista G. 770.000, pero NJS vendió más de 5.000 unidades a G. 850.000.

A esto hay que agregar que la empresa de Chamorro compró los aparatos de Laser Import por valor de G. 559.000 cada uno.   

Sobre la protesta. Lo que reclama uno de los oferentes, en este caso NGO, es que ellos han cumplido a cabalidad con las exigencias tanto legales como técnicas requeridas para el llamado en cuestión, cotizando la oferta más económica, muy por debajo con relación a la empresa NJS SA, que finalmente resultó adjudicada.

Es por ello que esta firma, pide al titular de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP), Eduardo de Gásperi, la impugnación del proceso licitatorio.

“Dicho pedido obedece a que el perjuicio que se estaría ocasionando al Estado es muy grande, en atención a que se pretende adjudicar un monto muy superior a las demás ofertas y específicamente respecto a la oferta presentada por NGO, ajustada a cabalidad a las bases y condiciones del pliego”, señala parte de la nota remitida a la DNCP.

En el escrito presentado y que lleva a la firma del abogado Nino Raúl Cricco Appleyard habla de irregularidad que ha viciado el proceso de contratación.

Además menciona que el comité evaluador del MEC, “con total irresponsabilidad, arbitrariamente recomendó la descalificación de la ofertada presentada por NGO conllevando ello a que la máxima autoridad de la convocante resuelva en tal sentido, careciendo íntegramente de fundamentos técnicos para sostener tal descalificación”.

El argumento del comité evaluador para descalificar a NGO es que no cumplía con la especificación técnica en lo referente a que el reproductor de DVD  supuestamente no tiene la función de bloqueo para niños.

En la nota explican que el televisor y reproductor que ellos ofertaron de la marca Tokyo, al programar la función de bloqueo, se anula la posibilidad de reproducir determinadas películas o programas por ser no aptos para niños o por el motivo que fuera.

El comité evaluador en su informe final dice que “NGO no cumple porque no menciona contar con esta opción bloqueo para niños.

Ante semejante aseveración, la firma que protesta se formula la siguiente pregunta: ¿Desde cuándo el no mencionar una opción se configura en motivo de descalificación?

Sobre las aulas temáticas. Las aulas temáticas que el Ministerio de Educación quiere montar este año en todas las instituciones que brindan la educación media cambiarán el esquema en que se dan tradicionalmente las clases. 

En lugar de que sea el profesor el que vaya al aula para desarrollar sus horas cátedras, los alumnos irán a los salones, que estarán organizados bajo tres ejes: ciencias sociales, ciencias básicas y artes y letras.

Cada aula contará con los textos, materiales didácticos y elementos de laboratorio relativos a su tema.  Además, incorporará tecnología, como una computadora  según la disponibilidad; un televisor y un reproductor de DVD.