El senador paraguayo Carlos Filizzola reveló que su colega brasileño Fernando Collor de Mello, presidente de la comisión de RR.EE, le confirmó telefónicamente que dictaminaron a favor de aprobar la nota reversal que dispone un reajuste de US$360 millones por la energía de Itaipú que utiliza Brasil. El monto pagado actualmente es de US$120 millones.

Filizzola destacó también que además del dictamen favorable, la comisión pidió el tratamiento urgente del proyecto, por lo cual ya será considerado en la plenaria el próximo jueves 5 de mayo.

Filizzola consideró este hecho muy positivo y de gran importancia, ya que en la visita que realizó el miércoles pasado una delegación parlamentaria paraguaya, presidida por los presidentes de ambas cámaras, percibieron un ambiente muy favorable para la aprobación.

Indicó que, de acuerdo a los datos que pudieron recoger, habría una mayoría holgada a favor de la aprobación de la nota reversal, que ya fue despachada favorablemente por los diputados y, por tanto, entraría en vigencia.

Filizzola dijo que, de confirmarse, sería una conquista histórica, no solo para el gobierno paraguayo, sino de todo el pueblo.

El legislador también dio un informe ante el pleno sobre la labor que cumplió la comisión paraguaya, que se entrevistó con los presidentes de ambas cámaras del Congreso brasileño. Destacó la composición plural que tuvo esta comitiva, con representantes de todos los partidos, para dejar en claro que se trataba de un reclamo de toda la clase política y no solo del gobierno actual.

Según Filizzola, la presencia de la delegación paraguaya fue destacada en la reunión de la comisión de RR.EE. del Senado del Brasil de ayer, especialmente por el hecho de su pluralidad política.

Según versiones que se manejan en el Parlamento de Paraguay, el Congreso brasileño, dominado por el oficialismo, tiene el objetivo de que la nota reversal, firmada en su momento entre los presidentes Lula da Silva y Fernando Lugo, sea aprobada antes del bicentenario de la independencia de nuestro país.

De esta manera, esperan que la visita que hará la presidenta brasileña Dilma Rousseff tenga una acogida favorable y no se vea ensombrecida por la incertidumbre en relación a este tema.