Luego de estar inactivo casi un mes, el horno de la Industria Nacional del Cemento (INC) volvió a producir desde este sábado último.

Desde la cementera aseguran que hay provisión de combustible como para hacerlo trabajar durante 41 días más y despachar 2 millones de bolsas.

El viernes pasado se calentó el horno y desde el sábado se puso en funcionamiento la máquina para la producción, indicó este lunes el gerente industrial de la estatal, Alfredo Escobar.

Según el funcionario, se tiene asegurada la provisión para 41 días en cuanto al combustible necesario para hacer trabajar el horno, con lo que se podrá completar de a poco la producción normal y hacer los despachos correspondientes, ya que muchos proveedores están esperando el producto desde hace varios días.

Además, señaló que durante el paro del horno, que duró exactamente 28 días, la cementera tuvo un bajísimo nivel de entrega de cemento, teniendo en cuenta que ya no se producía el clínker, materia prima esencial para elaborar el  cemento.

La entrega de producto durante el paro del horno llegó a tener un promedio de 15.000 a 20.000 bolsas  por día.

Sin embargo, en las últimas dos semanas este promedio fue bajando, debido a que ya no se tenía prácticamente el producto en stock para la entrega.

Recuperar provisión. Según Escobar, con la puesta a punto del horno, la producción va a tener el ritmo normal y se podrá recuperar el nivel de despacho de cemento de la estatal, que llega a las 35.000 a 45.000 bolsas entregadas por día, tanto en la planta de Villeta como en la de Vallemí.

El funcionario señaló, igualmente, que en la actualidad se encuentra en tránsito a la planta de Villeta unas 6.000 toneladas  de clínker,  parte del  convoy de 10.000 toneladas del producto  que está en  Vallemí.

La actual administración de la INC, encabezada por Édgar Acosta, tiene intención de importar unas  80.000 toneladas de clínker para este año, según el anuncio realizado por las autoridades.

Esta idea surge teniendo en cuenta que el horno de la estatal, usado para producir el clínker, no puede funcionar continuamente ante la falta de fueloíl.

Actualmente, hay una carga de fueloíl que debe entregar Petropar a la INC, supuestamente dentro de unos 30 días.

Sin embargo, probablemente las proveedoras del combustible no puedan cumplir con este plazo, por lo que se podría tener una nueva paralización del horno de la cementera para dentro de un mes.