Asunción. Paraguay invertirá US$200 millones para mejorar el servicio de energía eléctrica, dijo este viernes el presidente Federico Franco, en momentos en que la población sufre frecuentes apagones por fallas en la distribución.

Franco dijo además que evalúa la posibilidad de desmonopolizar el servicio, que está bajo control exclusivo de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), una iniciativa que luce difícil de concretar antes del cambio de Gobierno en agosto próximo.

"Ahora estamos viendo seriamente la posibilidad de desmonopolizar el servicio de la ANDE", dijo en una conferencia de prensa, sin dar más detalles.

"Sin embargo, está prevista una inversión cercana a los US$200 millones para que a partir del año que viene la ANDE comience a mejorar la distribución de la energía eléctrica", agregó.

Los fondos saldrán de la emisión de bonos soberanos que el país prevé lanzar en febrero por un total de US$500 millones para financiar infraestructura. Se usarán para la construcción de subestaciones en Asunción y el interior del país.

Las autoridades reconocieron días atrás que la ANDE está al borde del colapso tras registrarse picos históricos de demanda en días de intenso calor.

Barrios enteros quedaran sin energía por la avería de transformadores y alimentadores, por lo que la firma anunció cortes programados para aliviar la carga.

Un proyecto sobre un nuevo marco regulatorio para el sector eléctrico que contempla la participación privada fue ingresado al Congreso hace unos dos años, pero nunca fue analizado en las cámaras.

Paraguay es propietario de dos gigantes hidroeléctricas con Argentina y Brasil pero utiliza una mínima parte de la energía que le pertenece y vende el resto a sus vecinos. La ANDE es propietaria de la energía paraguaya producida por las centrales.