Asunción. Paraguay es el segundo país en la región de América Latina que ofrece la energía más barata a los industriales, de acuerdo a un análisis de 2008 realizado por la Comisión de Integración Eléctrica Regional (CIER), organismo internacional del sector energético de América Latina.

Según el estudio, el consumo típico de 5 megavatios hora (MW/h) al mes tiene un valor de US$66 –por debajo de Argentina, que ofrece a US$97–, mientras que para el consumo de 5.000 MW/h ofrece US$ 33, por encima de Venezuela que ofrece una tarifa de US$24,5.

Si bien el análisis se realizó tres años atrás las tarifas no sufrieron variaciones desde entonces, según el ingeniero Ernesto Samaniego, profesor de la Facultad de Ingeniería de la UNA, por lo que no se justifica que se haga un reajuste a la tarifa eléctrica en este momento, como pretende la Administración Nacional de Electricidad (ANDE).

El profesional añadió que cuando se estableció la tarifa se hizo a base del tipo de cambio del momento, que en ese entonces estaba en G.7.000 cada dólar. Actualmente, el tipo está a G.4.000 cada moneda estadounidense.

Pérdidas y morosidad. Así como los demás técnicos del sector eléctrico, el ingeniero Samaniego considera que la empresa eléctrica debería combatir las pérdidas técnicas y hurto, que llegan al 40%, así como la morosidad, que al igual que las pérdidas está en el orden del 40%.

En términos monetarios, solamente las pérdidas técnicas y hurtos significar US$40 millones al año, incluidos en la tarifa que abonan todos los usuarios.

Si la ANDE logra erradicar estas prácticas que le ocasionan pérdidas millonarias, entonces indefectiblemente deberá reducir su tarifa, según el técnico.

Industrial paga menos que el residencial. El técnico dijo que el titular de la estatal, ingeniero civil Germán Fatecha Feliú está equivocado al plantear un incremento para el sector industrial a fin de que subsidie a otros sectores puesto que en la práctica, el sector de la industria paga una tarifa más barata que el residencial, “en todos los países latinoamericanos las tarifas industriales son más baratas que las residenciales, eso le puede confirmar cualquier técnico”, añadió.

Samaniego fue funcionario de la ANDE y de Itaipú.

Brasil y Chile, las más altas. Brasil y Chile son los países que ofrecen la tarifa más cara de la región para el sector industrial. En el consumo de 5 MW/h, el Brasil cobra US$242,4 y en 5.000 MW/h, US$160. Por su parte, Chile ofrece a US$201,75 el de 5, y US$138 el de 5.000.