En la empresa paraguaya Petropar no importa poseer especialización o profesión para percibir una alta remuneración, porque la clave es ser sindicalista, según consigna ABC Color.

La administración actual se congració con los mismos con cargos y altos sueldos a los que jamás podrían acceder en el sector privado.

Así, el funcionario del ente que figura como operador de desmalezadora (jardinero) percibe G. 5.688.663. Se trata de Mauricio Galeano, quien es miembro activo del Sindicato Nacional de Trabajadores de Petróleos Paraguayos (Sintrapp).

El caso de Carmelo Silva también es representativo, ya que realiza tareas de chofer (sección mantenimiento civil) y goza de un salario mensual de G. 6.567.245, en la categoría K34, siendo su principal mérito el ser secretario general de Sintrapp.

Otro referente sindical en Petropar, pero de la otra organización, es Héctor Pío Fleitas, eterno secretario general del Sindicato de Trabajadores de Petróleos Paraguayos (Sintrappar), quien prácticamente duplicó su salario con la presidencia actual de Petropar, a cargo de Sergio Escobar. Este funcionario se encuentra en la categoría G18, y fue ascendido a coordinador de la gerencia de planta con un salario de G. 9.707.667, más un cupo gratuito de combustible de 200 litros, lo que implica entre G. 1.000.000 y G. 1.150.000 más, dependiendo si retira gasoíl o nafta.

A su vez, al sindicalista César H. García E. le ubicaron en la categoría K36, como “jefe de sección análisis de mercado”, y percibe G. 6.478.591. De acuerdo con sus compañeros, este funcionario no posee ninguna preparación, solo la militancia en Sintrapp.

Según la planilla de salarios de la petrolera estatal al 30 de noviembre último, José Del Rosario Galarza, también de la comisión directiva Sintrapp, fue ascendido a jefe de sección despacho interno de combustible y su salario trepa a G. 6.646.905.

Otro sindicalista de Petropar, que fue recategorizado hasta la K37, es Hugo A. Aguayo, quien actualmente se desempeña como jefe de sección de playa de carga, y percibe una mensualidad de G. 6.733.039, y pertenece al Sintrapp.

De líder sindical a directora. La otrora sindicalista y una de las líderes del Sintrappar, Natalia Daniela Ávalos, también mejoró su condición de vida, con un salario básico de G. 16.055.272 y que llega a G. 17.650.000 con los gastos de representación y responsabilidad en el cargo, además del cupo de combustible. Fue ascendida como directora de gestión empresarial.

No en vano días atrás el propio presidente de Petropar, Sergio Escobar, reconoció que “hay alineamientos positivos entre los funcionarios”, lo que evidencia que con cargos y gratificaciones, como el doble aguinaldo, hizo callar críticas.