Aproximadamente 900.000 usuarios de los poco más de 1.300.000 que posee la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) en Paraguay quedaron sin el suministro eléctrico por varios minutos, e inclusive horas, este domingo.

Raimundo López, director técnico de la hidroeléctrica, explicó que el corte se produjo a raíz de la explosión de un disyuntor de la fase R de la subestación margen derecha (SEMD), que provocó que las barras de protección actuaran, con lo cual se interrumpió la provisión de energía a la ANDE.

El disyuntor estaba operando desde hace un año y fue proveído por la firma brasileña ABB, en el marco de la ejecución de los trabajos de instalación del autotransformador TxRx. “El disyuntor tiene garantía, así que no habrá problema para el cambio; tampoco afectará a la entrada en operación del autotransformador T5R5”, aclaró el técnico.

La interrupción del servicio, que duró 47 minutos (de 8:48 a 9:35) solo afectó a nuestro país, no así al lado brasileño. Sin embargo, recibimos quejas en la redacción de que en varios barrios de Asunción seguían sin energía pasado el mediodía.

El titular de la empresa de electricidad, Alex Duré, dijo, por su parte, que el apagón a causa de fallas en la margen derecha de la central hidroeléctrica había dejado sin el servicio eléctrico al 70 u 80% de los usuarios de la ANDE. Explicó que a la zona sur del país no le afectó el apagón porque se alimenta de la energía generada por la Entidad Binacional Yacyretá (EBY). La cantidad de usuarios conectados a la red de Yacyretá es menor porque sale más cara a la ANDE. “Nosotros conectamos la mayor parte sobre Itaipú porque su energía es más barata”, subrayó.

De acuerdo a estadísticas, esta es la tercera vez que una falla en la margen derecha de la central Itaipú deja sin servicio eléctrico a la mayor parte del país. El año pasado, el primer apagón se produjo el 14 de setiembre, y el siguiente, el 17 de noviembre. También se registraron otros apagones en años anteriores. En los precedentes cortes, según reporte de la estatal, las pérdidas económicas fueron de alrededor de G. 400 millones. Pero a esta cifra habría que sumar el déficit por la paralización de la producción industrial y comercial. Si bien esta vez el corte se produjo un domingo el efecto será mayor para la empresa de electricidad por dejar de facturar y menor para el sector comercial.

Solo en 2009 afectó a ambos países. Ante este nuevo problema en la margen derecha de Itaipú, que dejó sin energía a la mayor parte de la población paraguaya, debemos recordar que el único corte que afectó al lado brasileño se registró el 10 de noviembre de 2009.

Una falla, pero en la subestación del lado brasileño, hizo que todo el sistema se paralizara, con lo cual la central dejó de suministrar energía a la ANDE. La interrupción del servicio fue en horas de la noche y no debió afectar a nuestro país. No actuaron los equipos de protección del sistema paraguayo a causa de una llave defectuosa, según los informes. Se atribuyó la negligencia a los técnicos de la Itaipú, que no detectaron los defectos en la llave.