Asunción. Técnicos electricistas calificaron como una “trampa mortal” la instalación que realizó la ANDE en plena vía pública, sobre la calle Yegros, entre Fulgencio R. Moreno y Jejuí, donde dejaron expuestos los conductores en contacto directo con una rejilla de metal en la vereda.

“Esa forma de trabajo está en contraposición a la reglamentación de baja tensión que establece las condiciones mínimas y dispositivos de protección que deben ser tenidos en cuenta”, advirtió José Ayala, un profesional electricista que se comunicó con la redacción ABC Color para denunciar el hecho.

Agregó que esa rejilla de metal está en contacto con un conductor y en cualquier momento puede quedar electricificada por el desgaste que puede sufrir al estar expuesta en una vereda donde todos los días transitan las personas.

“Eso es un agravante, lo mínimo que debieron hacer es acordonar el lugar o poner un caño para aislarlo. Es un trabajo desprolijo y cualquiera puede venir con una bicicleta a golpear y ahí puede haber una fuga. Es una situación precaria y hasta criminal, porque puede fallar la aislación”, añadió.

Agregó que este tipo de negligencia puede esperarse de un electricista empírico, pero no de profesionales de la ANDE. “Esa vereda es una trampa mortal y con las lluvias aumenta el peligro y no importa si es de media o baja tensión, porque igual puede matar”, insistió.

Funcionarios de la ANDE realizaron la conexión en forma provisoria tres semanas atrás, cuando varias zonas quedaron sin energía eléctrica. Sin embargo, los cables que fueron estirados de una columna, a pocos metros del suelo, luego sujetados a la pared y terminar en parte de la vereda, permanecen en el sitio hasta la fecha.

La Oficina de Relaciones Institucionales de la ANDE dice que “no se trata de un cableado de alta tensión, sino de dos ternas de conductores de 3x70 mm2 (baja tensión) instalados de manera provisoria, a fin de energizar la zona”. Asegura que “no constituyen peligro alguno para los peatones”.

Agrega que funcionarios de Mantenimiento de Líneas de Distribución de la estatal acudieron al lugar para coordinar los trabajos de regularización de esa instalación provisoria, pero que personal de la firma Automaq les dijo que el propietario del negocio, en cuya vereda se encuentran los cables, tendría que autorizar para rompan la verdad e inicien las tareas de regularización.

En igual situación se encuentra otra conexión en la vía pública, específicamente en Ayolas Nº 951, entre Manduvirá y Piribebuy, donde unos cables de alta tensión fueron colocados precariamente en forma aérea por la ANDE, cuando deberían estar en forma subterránea.

Los vecinos están asustados, porque los cables están al alcance de las manos. Los cables son de un transformador instalado en el sótano de un edificio de la zona, pero que luego de una explosión que ocurrió hace un mes y medio, los técnicos lo colocaron de esta manera.