Asunción. El control fue dispuesto mediante el decreto Nº 7.125 del Poder Ejecutivo que autoriza al Ministerio de Hacienda, a través de la Subsecretaría de Estado de Tributación, a implementarlo.

Dicho procedimiento permitirá la correcta recaudación del Impuesto Selectivo al Consumo, mediante la fiscalización y el control de los productos del tabaco y bebidas alcohólicas.

La forma de aplicar este control será mediante la implementación de estampillas de alta seguridad al producto que tendrá elementos de seguridad visibles, semicubiertos y cubiertos.

Además, se pondrá un sello con un código único e invisible que permitirá el monitoreo de la producción de la estampillas, así como de la distribución de las mismas a los productores nacionales e importadores, el monitoreo a la aplicación de las estampillas a los productos y, finalmente, permitirá realizar auditorías de ellas en el mercado, según el reporte.

Los sistemas son dispositivos electrónicos instalados en las líneas de producción en fábrica que contabilizan en forma automática la cantidad de productos fabricados al mismo tiempo que aplican las estampillas fiscales.