Asunción. Asunción recibe desde este lunes a una delegación de más de 150 empresarios de Brasil interesados en oportunidades de negocio en Paraguay, cuyo gobierno se ha planteado como una de sus prioridades atraer inversión externa.

Los integrantes de la misión representan a sectores como alimentación, construcción, autopartes, mecánica, tecnología y textil, incluidas multinacionales brasileñas como Odebrecht, OAS y Queiroz Galvão, según la lista de participantes divulgada por los organizadores.

Se trata de la mayor delegación de empresarios brasileños que se desplaza a Paraguay en los últimos años, según dijo una fuente diplomática de ese país.

Los participantes están interesados en las ventajas tributarias ofrecidas por Paraguay para la instalación de maquilas y en las licitaciones para la aplicación del plan de infraestructura del gobierno paraguayo, que ha anunciado que este año invertirá US$500 millones en obras, indicó la fuente.

Los empresarios participarán este martes en un seminario que será inaugurado por el canciller de Paraguay, Eladio Loizaga; el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Ramón Jiménez Gaona; el ministro de Industria y Comercio, Gustavo Leite; y el presidente de la Unión Industrial Paraguaya, Eduardo Felippo.

Del lado brasileño intervendrán el embajador de Brasil en Asunción, José Felício; y el presidente de la Confederación Nacional de Industria, Robson Braga de Andrade.

Al seminario asistirán empresarios paraguayos interesados en establecer alianzas con entidades brasileñas.

Además de compañías, forman parte de la delegación representantes de federaciones de industrias de los estados de Sao Paulo, Mato Grosso do Sul, Paraná y Santa Catarina, así como directivos de sindicatos y de la Universidad Estatal de Mato Grosso do Sul.

El gobierno del presidente Horacio Cartes pretende estimular la economía de Paraguay a través de la inversión externa, que quiere atraer a través de una nueva ley de alianza público-privada, aprobada el año pasado y pendiente de reglamentación.

La ley contempla la participación de empresas privadas en la gestión de servicios públicos.

Paraguay creció 13,6% en 2013, gracias a la alta producción agropecuaria por el buen tiempo, y el gobierno prevé para este año una expansión económica del 4,8%.