Debido a los efectos sumamente nocivos del fenómeno “La Niña”, que castigó duramente al campo con una prolongada sequía, el rendimiento medio nacional de la soja apenas alcanzó el 40% de lo que se logró el año pasado. Es decir, de 2.917 kilogramos por hectárea que se cosechó en la zafra anterior.

Los  promedios del presente sólo llegarían a 1.170 kilos por hectárea, de acuerdo con la estimación de la merma del 60%, manifestó el Ing. Agr. Héctor Cristaldo.    

A su vez, el Ing. Agr. Luis Cubilla, asesor técnico de la Cámara Paraguaya de Exportadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), no quiso soltar cifras, pero también confirmó que “sin duda alguna estamos cosechando la peor zafra sojera de todos los tiempos, en materia de rendimiento por hectárea, que será mucho menos de los 1.556 kilogramos por hectárea que se lanzó provisoriamente”.   

El escaso rendimiento que se estaría logrando en la campaña sojera 2011/12 sería de 1.170 kilogramos por hectárea, el cual es muy inferior a los anteriores más bajos rendimientos de 1.501 kilogramos por hectárea en la campaña 2005/6, y de los 1.445 kilogramos por hectárea obtenidos en el período 2008/9. Ambos períodos agrícolas también fueron afectados por fuertes sequías.    

Tanto Cubilla como Cristaldo  evitaron dar cifras y sólo informaron que el próximo martes, a las 10:00 horas, harán oficial los nuevos datos que acrecientan las pérdidas de rendimiento en un 10% con relación a los primeros datos difundidos en la primera semana de febrero de este año.   

Por su parte, el presidente de la Federación de Cooperativas de la Producción (Fecoprod), Gustav Sawatzky, señaló que la caída en la producción sojera en Itapúa es todavía mayor a la media nacional.  

Según los datos de dicha entidad, en las áreas productivas que afectan a las cooperativas, principalmente Colonias Unidas, la cosecha sojera tuvo un desplome del orden del 70%.    

La estimación de la baja de la producción total de soja en el país sería de cerca de 3.460.000 toneladas, contra las 8.372.941 toneladas colectadas en la zafra anterior.    

Paradójicamente luego de haber obtenido el más alto rendimiento histórico de la soja, de 2.917 kilogramos por hectárea el año pasado, este año se tiene el más bajo rendimiento.    

El 7 de  febrero de este año, cuando la estimación de la merma era del  53%, las pérdidas  económicas se calcularon en más de US$ 2.000 millones en el sector agropecuario debido principalmente a la estrepitosa caída de la producción de soja.

Las nuevas cifras serán difundidas la próxima semana por el equipo del Instituto de Biotecnología Agrícola (Inbio), Cámara Paraguaya de Exportadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).