Asunción. La auditora independiente RPS analizó los estudios sísmicos en 2D y 3D realizados por President Energy, con sede en Londres, en las tres zonas de la cuenca Pirity, donde la empresa pretende perforar tres pozos de exploración este año, comenzando en mayo.

Concluyó que las perspectivas de recursos en esas áreas ascienden a 1.093 millones de barriles. Esa cifra supera ampliamente los 150 millones de barriles de posibles reservas consideradas hasta ahora por el Ministerio de Obras Públicas de Paraguay.

Peter Levine, presidente de la compañía, aseveró en un comunicado que los resultados de la auditoría son “muy positivos” y demuestran la oportunidad “de abrir una provincia nueva de hidrocarburos significativa en el noroeste de Paraguay”.

En Paraguay ya hay 49 pozos petrolíferos, 43 de ellos en la región del Chaco, según el director de Hidrocarburos del Ministerio de Obras Públicas, Narciso Cubas, pero hasta ahora ninguno ha revelado yacimientos cuya explotación sea rentable.

President Energy cree que la presencia en la zona de estructuras geológicas similares a las de áreas vecinas de producción en Argentina y Bolivia ofrece potencial para el bombeo a nivel comercial.

La compañía pretende invertir hasta US$100 millones entre el estudio y las primeras perforaciones, que servirán para confirmar o desmentir las estimaciones hechas hasta la fecha.

Desde el año pasado, President Energy ha invertido unos 30 millones de dólares en los estudios sísmicos para determinar dónde excavar los tres pozos.

La compañía pretende invertir hasta US$100 millones entre el estudio y las primeras perforaciones, que servirán para confirmar o desmentir las estimaciones hechas hasta la fecha.

Además, el pasado 10 de enero la empresa anunció que el Estado paraguayo le ha autorizado para realizar perforaciones en un área de 18.507 kilómetros cuadrados también en la región del Chaco en busca de gas natural.

El Chaco es una gran región semidesértica y poco poblada que ocupa la mitad norte de Paraguay.