“Tenemos que ser concientes y realistas, el aeropuerto necesita inversión. La infraestructura en sí está colapsada, estamos haciendo una ampliación, pero cada año vamos a tener que andar así, y no tenemos suficiente dinero para hacer una gran ampliación” dijo Fugarazzo.

La autoridad señaló que del total de la recaudación, el 60% va destinado al pago de salarios y con el 40% restante se cubren gastos corrientes, fijos, de mantenimiento, por lo que sobra nada más que 10% a 15% para inversión.

“Se siente más en embarque y desembarque de pasajeros. Llegó a su capacidad desde el año pasado que se llegó a un millón de pasajeros y es un aeropuerto para esa cantidad”, indicó.

Fugarazzo expresó que el aeropuerto cumple con todas las normas mundiales de seguridad, pero es en la estructura donde radica el problema. “Se dejó caer al aeropuerto, en la zona de infraestructura esta nuestro problema, es un aeropuerto que esta viejo y necesita mucha inversión”, lamentó.