Asunción. El gobierno paraguayo anunció este lunes que venderá electricidad a precios de mercado por primera vez en su historia, al ajustar la tarifa de una cantidad moderada de energía que exporta a Argentina, sentando un posible precedente para negociaciones con otros países.

La energía involucrada es producida por la pequeña central de Acaray. La Administración Nacional de Energía (ANDE) de Paraguay vendía la energía a Argentina a precio de costo, pero los valores se modificaron desde inicios de este mes, anunció la viceministra de Minas y Energía del país, Mercedes Canese.

"Es una cantidad de energía moderada. La capacidad de Acaray es de 200 megavatios hora, pero el punto de interconexión permite 30 megas", explicó Canese.

"Lo que hemos hecho es valorizar ese precio a valores de mercado. Desde el 1 de noviembre estaremos vendiendo la energía de Acaray a la conexión Carlos Antonio López a 120 dólares fuera de punta y a 150 dólares en punta", agregó.

El ajuste permitirá un ingreso extra anual de unos 12 millones de dólares para la empresa estatal de electricidad que administra la represa y sentará un precedente para negociaciones futuras con otros países.

El presidente Fernando Lugo ha buscado desde que asumió en el 2008 obtener mejores precios por la energía que Paraguay comercializa a Brasil y Argentina, sus socios en las enormes hidroeléctricas de Itaipú y Yacyretá.

Lugo consiguió que Brasil triplicara el pago por la energía que Paraguay no utiliza y vende a su vecino, en tanto negocia con Argentina la reducción de una millonaria deuda que Yacyretá mantiene con el tesoro argentino por su construcción.

El país recibe por la energía cedida un precio inferior al del mercado, estipulado en los tratados.

El país también estaba negociando con Argentina el paso de energía con destino a Uruguay, pero Canese dijo que esas conversaciones están todavía congeladas a la espera de la conformación del nuevo gabinete de la presidenta Cristina Fernández, quien fue reelecta a finales de octubre.

"Hemos tenido una misión a Uruguay, ellos han reafirmado su interés de comprar energía paraguaya (...) luego del 10 de diciembre se reanudarían las conversaciones con la Argentina, con el nuevo gabinete", dijo Canese.