La disminución en la demanda de insumos para la construcción en Paraguay se produjo luego de 20 meses consecutivos de crecimiento en la tasa interanual de medición de esta actividad, según los datos de la banca matriz.

La caída de 2,7% en las ventas de febrero último se debe a la escasez de cemento, hecho que se acentuó en las primeras semanas de febrero.

De acuerdo con los antecedentes, durante las dos primeras semanas de febrero, la provisión de cemento se redujo de 50.000 bolsas diarias a solo 20.000 e incluso 15.000 bolsas por día debido al escaso stock de fueloíl que afectó la producción de clínker, principal insumo del cemento de la empresa estatal.

En consecuencia, numerosas obras quedaron paralizadas en un momento clave para la expansión de este segmento económico.

En términos generales, el estimador cifras de negocios (ECN) registró una variación interanual del 8,3% en febrero último; sin embargo esta tasa se ubicó en un nivel inferior al 18,3% que registró en el mismo lapso de 2010.

Con este resultado suman diecisiete meses consecutivos en los que el estimador presenta tasas interanuales positivas. En los cuatro meses del presente año, el ECN acumula una tasa de crecimiento de 11,6%.

Los técnicos del BCP agregaron que continúa el comportamiento positivo de los consumidores en los primeros meses de 2011, hecho que se materializa en un mayor consumo de bienes duraderos. No obstante, se percibe un cambio en la actitud de los agentes económicos con relación al 2010, pero que los indicadores tanto del consumo como de la inversión siguen reflejando tasas positivas. Apuntan también que se comienza a observar una desaceleración en el ritmo de estos actividades.

Las más dinámicas

El comportamiento del ECN estuvo marcado, por un lado, por los buenos resultados de las ventas en la rama comercial y de la industrial manufacturera.

En el sector comercial se destacaron las rubros dedicados a la venta de bienes semidurables y durables, como las prendas de vestir, equipamiento para el hogar y la venta de vehículos.

También se observaron desenvolvimientos favorables en el expendio de alimentos, bebidas y tabaco y en la venta de combustibles.