Asunción. La hidroeléctrica paraguayo-argentina Yacyretá comenzó este jueves a reducir de manera gradual su nivel de embalse, para dar alivio a las zonas afectadas por la crecida del caudaloso río Paraná en el sur del territorio paraguayo.

Un portavoz del sector paraguayo de la entidad dijo a Reuters que la cota bajará 2 centímetros por día hasta alcanzar los 80 metros sobre el nivel del mar desde los 80,49 metros actuales, en un proceso que se extenderá cerca de un mes.

Los países acordaron el descenso tras una reunión la noche del miércoles entre los directores de la entidad, Elba Recalde de Paraguay y Oscar Thomas de Argentina en la localidad argentina de Posadas.

La elevación del nivel del embalse forma parte del plan de terminación de la central para que opere a su máximo potencial de producción de energía, un proyecto considerado como prioridad para ambos países en momentos en que Paraguay y varios países de la región enfrentan una crisis energética.

La hidroeléctrica señaló en un comunicado que la necesidad de moderar el efecto de fenómenos climáticos y de terminar en plazo las acciones para la suba del embalse a cota definitiva "conlleva la necesidad de bajar 2 centímetros por día el nivel del embalse hasta lograr la cota 80 metros sobre el nivel del mar".

Agregó que el objetivo de la esta reducción transitoria es "generar las condiciones" para que "finalicen las acciones encomendadas a todas las áreas involucradas del Plan de Terminación de Yacyretá".

Los países habían pactado un aumento sostenido de la cota, que según el plan debe llegar a fines de este año a 83 metros sobre el nivel del mar e implica la inundación de la zona baja de la ciudad paraguaya Encarnación, fronteriza con la argentina Posadas, a 350 kilómetros al sur de Asunción.

Pero una sostenida crecida del río Paraná desde fines del año pasado, debido a las abundantes lluvias, elevó las aguas a la zona baja de la ciudad antes que concluyan las obras de contención y reubicación de comerciantes asentados en el lugar, provocando un caos en la pequeña urbe.

El comunicado concluye aclarando que una vez reducida la cota a 80 metros sobre el nivel del mar "es menester que dentro de los próximos 90 días se finalicen todas las acciones" del plan de terminación para poder recrecer el embalse en julio del 2010 a cota 81,50.

Paraguay, que es también socio de Brasil en la hidroeléctrica Itaipú, se declaró días atrás en emergencia energética por la necesidad de renovar transformadores y redes de transmisión, en medio de constantes apagones y problemas con el suministro de agua potable.