Asunción. El cargamento de media tonelada de metal, declarado ante Aduanas como “bronce” y que está retenido desde el viernes en el Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi, será analizado por técnicos del Instituto Nacional de Tecnología y Normalización (INTN) a fin de determinar de que se trata. Se sospecha que puede tratarse de oro.

“Se hará el análisis laboratorial que corresponde a fin de determinar con precisión de qué producto se trata”, dijo ayer el titular de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA), Lic. Nelson Valiente, al ser consultado por nuestro diario sobre las decisiones que tomaron respecto a este extraño cargamento de “cobre”, que tenía como destino a Panamá, según los informes dados por autoridades del Aeropuerto.

Cuando se le preguntó acerca del procedimiento de análisis, Valiente indicó que van a coordinar con el INTN, porque esa institución tiene los técnicos necesarios. Se le consultó también si recibió algún informe sobre el origen o la naturaleza de la carga sospechosa de parte de los funcionarios aduaneros encargados de ello o si la Dirección lo ha solicitado, pero omitió responder.

Por su parte, el administrador del “Silvio Pettirossi”, Rubén Aguilar, explicó ayer que la carga permanecerá lacrada y vigilada hasta mañana, cuando se procederá a la apertura.

En caso de que se detecte algo fuera de lo normal se confiscará el cargamento y se avisará al Ministerio Público, indicó la fuente. Respecto al dueño de la carga, Aguilar dijo que toda la información que tiene es que la gestión de exportación fue hecha por un paraguayo cuyo nombre desconoce.

Si al final del procedimiento se verifica que el cargamento está en orden y que se trata realmente de cobre, será liberado y se permitirá que sea llevado hasta su destino final.

Los antecedentes del caso indican que el cargamento fue demorado por funcionarios de Aduanas debido a que podría tratarse de un envío “camuflado” de cocaína, o incluso de oro. Según el despacho de exportación, la carga está distribuida en varias cajas, las cuales permanecen resguardadas en un depósito con cámaras de seguridad. La Senad también ya fue puesta al tanto de este cargamento.