Sao Paulo. La fabricante italiana de productos lácteos Parmalat está en conversaciones para una fusión con su par brasileña Lácteos Brasil en un negocio valorado en hasta 2.500 millones de euros (US$3.400 millones) dijeron este jueves dos periódicos de Brasil.

Bajo los términos del acuerdo, Lácteos Brasil podría venderse a sí misma a Parmalat en un negocio que involucraría sólo acciones y que convertiría a la firma brasileña en el mayor accionista en Parmalat, con una participación de hasta el 30%, publicó Valor Económico sin decir cómo obtuvo la información.

El periódico O Estado de S. Paulo, por su parte, dijo citando a fuentes con conocimiento de la situación que las conversaciones comenzaron en enero por iniciativa de Parmalat, que teme que grandes empresas, incluyendo a Nestlé, puedan tratar de ganar control de sus operaciones.

Parmalat, que pasó por una completa reestructuración luego de un escándalo de contabilidad a comienzo de la década de 2000, es una de las principales marcas de productos lácteos de Italia.

Ambos periódicos dijeron que las conversaciones entre Lácteos y Parmalat tienen lugar tras una disputa entre algunos accionistas y la administración por el control de la compañía italiana.

Lácteos Brasil, conocida en el país sudamericano como LBR, fue creada en diciembre a partir de la fusión de las rivales Bom Gosto y Leitbom. LBR también comercializa la marca Parmalat en Brasil.

Leitbom es controlada por Monticiano Participacoes, una empresa conjunta entre las firmas de capital privado Laep Investments y GP Investments.

Bom Gosto es controlada en conjunto por el empresario Wilson Zanatta y el estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes) de Brasil.

Una portavoz de GP Investments, con sede en Sao Paulo, dijo que la compañía no comenta las especulaciones del mercado.

Laep, en tanto, no realizó comentarios sobre los reportes de prensa, afirmó un portavoz.