Santiago. El paro de los trabajadores de la minera estatal Codelco, convocado en protesta al plan de reestructura anunciado por la empresa, tendría un 100% de adopción, informó la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC).

Según el presidente del gremio, Raimundo Espinosa, estarían alineados 16.000 trabajadores de planta y 30.000 subcontratados.

“Creo que ha habido una disciplina y una militancia sindical a nivel nacional donde han acatado las movilizaciones”, dijo Espinoza, según la información recogida por Emol.

El dirigente precisó que las divisiones Radomiro Tomic, Gabriela Mistral, Chuquicamata, El Salvador, Ventanas, El Teniente y Andina adhirieron al paro de 24 horas.

Los trabajadores de Codelco, la mayor productora mundial de cobre, realizaban este lunes una histórica huelga de 24 horas contra una reestructuración de la firma, que denuncian conllevaría a despedir personal y privatizar, parcialmente, la compañía.

Rechazo del gobierno. Por su parte, el biministro de energía y minería, Lawrence Golbourne, expresó a un medio local su rechazo por lo que considera una movilización de carácter ilegal.

"Aquí no estamos hablando de una movilización, no estamos hablando de gente que protesta y dice 'a mí no me parece esto y queremos que nos escuchen', aquí estamos diciendo 'paro, no produzco', en un paro ilegal que perjudica al país", explicó a radio ADN.

La movilización en el norte del país además de paralizar las faenas mineras, se suspenderán los servicios del Hospital del Cobre de Calama.

Reacción desde Codelco. El presidente ejecutivo de la compañía, Diego Hernández, consideró que la protesta es una forma de mostrar su disconformidad ante vitales ajustes que debe realizar la firma para mantener su producción para los próximos años.

"Esto parte por una insatisfacción, incomodidad ante los cambios que la empresa ha emprendido y que tiene que seguir realizando", dijo Hernández en la víspera de la huelga.

Para el directivo, los sindicatos buscan mostrar fuerza de cara a negociaciones con la compañía este año sobre beneficios de salud y jubilación.

El gobierno chileno ha dicho que es injustificada una paralización y ha pedido que la compañía y sus trabajadores busquen un diálogo que evite perjudicar a Codelco, que entrega todas sus ganancias al Estado.

Sin embargo, han crecido los temores a que el conflicto se extienda, con nuevas manifestaciones y medidas de presión, que pongan en riesgo las metas de la compañía.

* Con información de Reuters.