Santiago. La participación de Chile en el mercado mundial del cobre registró una sensible caída al pasar de 37% en 2004 al 31,7% en julio último, según un informe dado a conocer este martes por el diario local "La Tercera".

De acuerdo con la publicación la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), en su informe estadístico de octubre, existe una baja sostenida de la producción del metal en el país desde 2004. La caída sería algo más de 5%.

La entidad reveló que en 2004 Chile produjo 5,41 millones de toneladas de cobre, cifra que se elevó a 5,55 millones en 2007, cuando logró un 35,7% del mercado mundial.

Pero en 2011, el país produjo 5,2 millones de toneladas de cobre y bajó su participación a 32,4%.

Esto se ve enfrentado al alza de la producción de cobre de China, que pasó del 4,2% del mercado internacional en 2004 al 9,1% actual, con 1,26 millones de toneladas.

Incluso Perú quedó por debajo de China, pues su participación actual es del 7,5% del mercado, con 1,23 millones de toneladas. A pesar de esto, el país sudamericano elevó su participación desde el 6,2% de 2004.

Según la nota, Gustavo Lagos, académico del Centro de Minería de la Universidad Católica, la explicación de la caída de Chile se debe a que la producción se estancó desde 2004 a la fecha.

"La única explicación es que Chile no ha aumentado su producción de cobre desde 2004, se estancó completamente. Esto, porque ha habido muchas dificultades por las leyes. A esto se le unió la crisis de 2008", explicó Lagos.

A su vez, el director ejecutivo del Centro de Estudios del Cobre (Cesco), Juan Carlos Guajardo, coincide con ese diagnóstico, pues "desde 2004 a la fecha, la producción de cobre de Chile no ha aumentado, incluso ha caído. Entonces, es esperable una disminución en el peso relativo en la producción mundial", explicó.

De acuerdo con ambos investigadores, de todos modos los indicadores muestran que la producción chilena de cobre no continuará con una baja que inquiete, y seguirá representando sobre el 30% de la producción mundial del metal.

También señalan que China esta apostando más a la inversión minera en otros países, del mismo continente asiático o en Africa. Mientras que Perú enfrenta desafíos para concretar inversiones en el sector.

"Perú ha sufrido lo mismo que Chile con la oposición de las comunidades a proyectos mineros. Con esto, muchos proyectos no van a avanzar en los plazos estimados", explicó Lagos.