Pdvsa desmintió que la exploración de gas en el bloque 4, ubicado en la isla Puná, haya sido un fracaso y que la compañía haya abandonado las actividades en la zona, esto pese a las declaraciones de Luís Jaramillo, ex presidente de Petroecuador, quien señaló que la planificación del primer pozo de Pdvsa no fue adecuada.

 La petrolera Pdvsa afirmó que la perforación del pozo Puná IX es el primer sondeo para obtener información sobre el potencial gasífero en el área. La compañía insistió insistió en que los resultados obtenidos en el pozo son normales, versión que fue apoyada por Germánico Pinto, Ministro de Recursos no Renovables, y que se continuará con la campaña exploratoria a través de actividades de prospección sísmica.

 El comunicado de la petrolera publicado en El Comercio, señala que “El que no se haya detectado gas en volúmenes comerciales en el pozo, no es producto de improvisaciones ni de errores de planificación como se publicó en los medios. Tampoco significa el fin de la campaña, ni el retiro de Pdvsa Ecuador.”

El presidente Rafael Correa, por su parte, desmintió que el Estado ecuatoriano haya financiado estas actividades de exploración y que el riesgo recae completamente en la empresa venezolana La petrolera venezolana continuara con los trabajos frente al bloque 4 donde realizarán actividades de sísmica 3D durante todo el año, de ahí determinarán los pasos a seguir en la explotación de gas en el sector.