Petróleos de Venezuela (Pdvsa) redujo sus ingresos por venta de crudo en US$6.762 millones al cierre del ejercicio 2014, tras el retroceso de US$9,6 el barril con respecto a 2013.

El informe semanal de los precios muestra que el valor promedio alcanzado durante 2013, fue de US$98,08 por barril, mientras que la cifra preliminar de 2014 concluye con US$88,42, lo que arroja un desplome de la cotización cercana a los US$10 por barril.

Este cálculo del economista y analista del entorno petrolero, Luis Oliveros, toma como referencia las declaraciones del ex presidente de Pdvsa y ex ministro de Petróleo y Minería Rafael Ramírez, según las cuales el funcionario estimó que por cada dólar que se contraía la cesta venezolana, dejaban de ingresar US$700 millones.

Las cuentas que preocupan al gobierno nacional, siguen en carrera descendente, sin perspectivas de al menos un freno.

El acostumbrado informe semanal de las cotizaciones del petróleo que publica el despacho de Petróleo y Minería, reflejan una contracción del hidrocarburo desde junio pasado de US$45,08 hasta el cierre de diciembre, cuya última semana se valoró en US$47,05 por barril.

El despacho energético, explicó que “en un período caracterizado por la poca actividad, los precios petroleros mantuvieron la tendencia a la baja en medio de señales de una abundante oferta, debilidad de la demanda y fortalecimiento del dólar.

En busca de alianzas. Pese a que para el presidente de la República, Nicolás Maduro, la caída de los precios del petróleo, no revistieron carácter de emergencia, en un principio; esta semana y la próxima, marcará un periplo, similar al efectuado por Rafael Ramírez, el pasado mes de noviembre.

El jefe de Estado reconoció en una alocución antes de su partida, que su gestión, revisa todos los planes de inversión que se adelanta en el país, al tiempo que afina medidas fiscales, monetarias y cambiarias para enfrentar la reducción en los ingresos petroleros.

Maduro visitará China, Rusia y naciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), en función de buscar consenso entre sus miembros para tomar medidas, de manera urgente, que frenen y posteriormente estabilicen los precios del petróleo.

Por lo pronto, el presidente de la República, Nicolás Maduro, ayer sostuvo un encuentro con el vicecanciller de la Federación Rusa, Sergey Alexeevich Ryabkov, informó la ministra para la Comunicación y la Información, Jacqueline Faría, a través de su cuenta en twitter @JacquelinePsuv.

Sin contención. “La caída del petróleo mostró ayer pocas señales de frenarse con el inicio de un nuevo año, con una baja del barril de hasta 6% en la sesión por el temor a que se profundice la sobreoferta que ha saturado a los mercados en los últimos seis meses”, reseñó la agencia de noticias Reuters.

El barril de crudo referencial estadounidense cayó a menos de US$50 y el crudo Brent cotizó a menos de US$53, tras datos que mostraron que la producción de Rusia alcanzó máximos de la era postsoviética y que las exportaciones iraquíes se encuentran en su mayor nivel en casi 35 años, explicó el reporte de la agencia.

La petrolera estadounidense ConocoPhillips exacerbó el temor a un exceso de suministro con el anuncio del primer bombeo de crudo desde un proyecto noruego en el Mar del Norte.

Arabia Saudita, el mayor exportador mundial de petróleo, reveló fuertes descuentos para los precios mensuales a sus compradores europeos por sexta vez consecutiva desde que comenzó a bajarlos en junio, en coincidencia con el desplome de los valores en el mercado.