Caracas. La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) se declaró en “alerta amarilla" e inició los preparativos para suspender el envío de combustible a Estados Unidos, si así lo determinen las autoridades locales.

"Tal como ha declarado el presidente Chávez, estamos listos para suspender el envío de petróleo y productos a los Estados Unidos si nuestro país sufre algún tipo de agresión militar", señaló el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, que además preside Pdvsa.

Ramírez informó desde Cuba que ya se entregaron las instrucciones operacionales y la estatal se encuentra en "alerta amarilla", como se conoce e paso previo a cualquier situación de contingencia, según consigna la agencia estatal AVN.

"Los trabajadores de la industria petrolera, su cuerpo gerencial y de dirección estamos firmes en la defensa de nuestra soberanía y vamos a respaldar al presidente Chávez en todas las acciones conducentes a preservar nuestra integridad”, enfatizó.

Chávez anunció este domingo que su país cortará todo el suministro de petróleo venezolano a Estados Unidos, en caso de una ataque militar desde Colombia.

"Si hubiera alguna agresión armada contra Venezuela desde territorio colombiano o cualquier otro lugar impulsado por el imperio yanqui, nosotros, aun cuando aquí tengamos que comer piedras, le suspenderíamos el envío de petróleo a los Estados Unidos de Norte América", dijo.