Caracas. La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) dijo que inició las labores de arranque de unas unidades de la mayor refinería de Venezuela afectadas tras una falla operativa.

La estatal informó que la falla ocurrió a las 10.00 (14.30 GMT) afectando algunas de sus plantas de la refinería Amuay, por lo que activó de inmediato un protocolo de parada segura.

"Atendiendo al Plan de Emergencia y Contingencia del CRP (Centro de Refinación Paraguaná), personal capacitado restableció los servicios industriales y se encuentra en las labores de arranque seguro de las unidades afectadas", dijo al petrolera en un comunicado.

La estatal garantizó el suministro de combustible al mercado nacional e internacional.

"La falla en el sistema de aire -cuyas causas son investigadas por un comité- afectó parcialmente los servicios industriales de vapor, obligando a la paralización de varias unidades de procesos", dijo.

Agregó que el evento no afectó al personal, ni causó daños materiales ni ambientales.

Una fuente dijo más temprano a Reuters que un apagón paralizó algunas unidades de la refinería Amuay, con capacidad para procesar 645.000 barriles diarios de petróleo (bdp). Pero, Pdvsa no hizo comentarios.

Venezuela ha sufrido recientemente una serie de apagones debido a la fragilidad de su sistema eléctrico y a que la demanda supera a la generación de electricidad.

El Complejo Refinador de Paraguaná (CRP), uno de los mayores centros del mundo con capacidad de 955.000 bpd, está integrado por las refinerías Amuay y Cardón, en el occidente venezolano.

El circuito de refinación y mejoramiento de crudo de Pdvsa ha registrado constantes paradas programadas y fortuitas en los últimos años, que han impactado el volumen de petróleo y derivados que exporta el país miembro de la OPEP.

Las exportaciones de crudo del mayor productor sudamericano han caído en los últimos años, afectadas en parte por las paralizaciones y accidentes en sus refinerías.