Tal como lo anunció recientemente el Ministro de Petróleo y Minería y presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Rafael Ramírez, "Petróleos de Venezuela continuará endeudándose y buscando capital fresco para apalancar el desarrollo de sus planes e inversiones".

Esta vez contrajo un crédito por US$1.000 millones que serán aportados por el Banco de Japón para Cooperación Internacional (Jbci, por sus siglas en inglés) y otras empresas japonesas.

El destino de los fondos será para financiar la ampliación de la Refinería El Palito por US$800 millones y el préstamo de US$200 millones para la adquisición de bienes y servicios petroleros, señaló un comunicado de prensa de la estatal petrolera.

Destacó el despacho de prensa que "ambas naciones renovaron el memorando de entendimiento para la promoción de la cooperación en materia de petróleo y gas entre las empresas Jogmec, Marubeni y Pdvsa; otro para el uso del coque venezolano en la generación de electricidad con el apoyo de Mitsubishi y uno entre Hitachi, Marubeni y Pdvsa para el aumento del factor de recobro en campos maduros, que incluye el financiamiento del Jbci".

"Queremos que las economías de Japón y Venezuela se complementen", afirmó el ministro de Petróleo y Minería durante su intervención en la sesión de cierre del Cuarto Comité de Dirección de las relaciones de cooperación energética entre ambos países.

Ramírez, quien estuvo acompañado por el titular del despacho de Economía, Comercio e Industria japonés, Yukio Edano, señaló que Venezuela le otorga "una importancia estratégica a nuestra relación con Japón y por eso la atendemos al más alto nivel".

Más deuda. De acuerdo con el balance financiero auditado de Pdvsa 2011, se tiene que la compañía petrolera ha venido incrementando su deuda de manera acelerada en los últimos años.

Al cierre de 2011 el monto del endeudamiento se colocó en US$32.496 millones, mientras que en 2009 la cifra llegaba a $18.941 millones y en 2010 terminó con US$21.346 millones.

El titular de Pdvsa puntualizó en su reciente alocución de la entrega de los estados financieros de la petrolera, que "tenemos más créditos que vamos a tomar este año. Por ejemplo, con Chevron, socio en el campo Boscán, se está buscando financiamiento para los proyectos del gobierno bolivariano. Igualmente, estamos buscando endeudamiento con la Corporación Nacional Petrolera China (Cnpc) para incrementar la producción en la empresa mixta Sinovensa".

Aumentar bombeo. Pdvsa propuso a Japón incrementar el suministro de petróleo y fuel oil para la generación de energía eléctrica, durante el Cuarto Comité de Dirección de las relaciones de cooperación energética entre ambos países efectuadas en Tokio, citó un despacho de prensa de Pdvsa.

Las naciones trataron el tema petróleo y gas, petroquímica, energía eléctrica, medio ambiente e infraestructura y energías alternativas y revisaron los aspectos más relevantes de estas materias y señalaron que los proyectos petroleros de la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO) se desarrollan de acuerdo con lo que se ha planificado.

El titular de Pdvsa destacó la excelente relación entre ambos Estados que se traducirá en nuevos financiamientos para el sector petrolero venezolano y ratificó que las empresas mixtas con Japón tendrán la oportunidad de producir 400 mil barriles diarios en la FPO.

Rafael Ramírez señaló en la reunión con los nipones que Venezuela tiene la capacidad necesaria para ofrecer el suministro de productos para la generación de electricidad, tal como se ha hecho con China.

"Estamos vendiendo a China 660 mil barriles diarios de fuel oil. Somos un gran productor de fuel oil porque somos un importante productor de crudo pesado", indicó.

En este sentido, Ramírez reiteró la propuesta del presidente de la República, Hugo Chávez, de exportar crudo y productos a Japón a cambio de tecnología y financiamiento.

"Podemos disponer de inmediato de 100.000 barriles de fuel oil y petróleo", aseveró. El alto funcionario reiteró a los japoneses que Pdvsa proyecta aumentar la capacidad de producción para finales de este año hasta alcanzar 3,5 millones de barriles, 4 millones de barriles en 2014 y 6 millones de barriles diarios en 2019.

Con estas estimaciones Ramírez intenta demostrar a sus socios asiáticos que pueden estar seguros de que Venezuela es un país confiable en torno al suministro.

Al mismo tiempo, destacó que la importancia de Venezuela en el mundo proviene de sus ingentes recursos naturales, lo que la convierte en la provincia petrolera más grande del planeta, al contar con un reservorio de petróleo para los próximos 300 años.