Caracas. La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) todavía tiene capacidad para continuar endeudándose, dijo a un diario local el presidente de la empresa, Rafael Ramírez, pese al veloz crecimiento de su pasivo en los últimos años.

Rafael Ramírez, quien además es ministro de Energía, sostuvo que la deuda de US$34.000 millones de Pdvsa está respaldada por activos y patrimonio, lo que prueba en su opinión que la estatal "no está quebrada".

"Perfectamente", contestó Ramírez a la pregunta del diario El Mundo sobre si Pdvsa puede salir a colocar más deuda.

Descartó la posibilidad de salir inmediatamente al mercado en busca de financiamiento, pero dijo que en algún momento lo hará, sin precisar fechas.

"Si Petrobras sale y se endeuda, hace emisiones por US$230.000 millones ¿eso sí está bien? Pero si Pdvsa sale y toma un préstamo de US$4.000 millones aquí, US$2.000 millones allá para incrementar nuestra producción, pues quiere decir que estamos quebrados", señaló.

El ministro dijo que en el 2011 las inversiones de la empresa alcanzaron los US$16.000 millones.

Deuda. La empresa emitió el año pasado un récord de US$10.300 millones en bonos de deuda y este año contrajo dos nuevos créditos con empresas chinas por más de US$8.000 millones tanto para proyectos petroleros como para un plan de construcción de viviendas del gobierno.

La estatal también negocia un crédito por US$2.000 millones con la casa matriz de la estadounidense Chevron, que estaría próximo a firmarse.

Aunque Ramírez afirma que el dinero que está tomando prestado va dirigido al ambicioso plan de negocios de la compañía, la empresa acumula altas deudas con sus proveedores mientras transfiere crecientes sumas de dinero a los populares planes sociales del gobierno.

Ramírez descartó además versiones de que busca privatizar parte Pdvsa y defendió el convenio con el consorcio chino Citic para acceder a la bolsa de Hong Kong.