Caracas. La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) anunció que recibió órdenes de compra por un poco más de US$9.000 millones de su bono amortizable al 2022, de los cuales colocó US$3.000 millones.

El título, cuya demanda triplicó el monto nominal ofertado por la petrolera, permite a empresas y personas en Venezuela adquirir dólares al margen de un estricto control de cambio que impera desde el año 2003.

"En la presente emisión se recibieron 88.477 órdenes de compra, por un total de US$9.075,8 millones, con lo que se superó ampliamente el monto máximo señalado en la convocatoria para la oferta pública del Bono Amortizable Pdvsa 2022, de hasta US$3.000 millones", dijo la estatal.

El bono 2022, que fue ofrecido a un precio de 100%, tiene un cupón del 12,75% pagadero en forma semestral.

"Estos resultados confirman, una vez más, la forma responsable con que Pdvsa ha manejado su política de endeudamiento", divulgó la empresa.

En un comunicado publicado en su página de internet, la petrolera informó que a las personas naturales con órdenes entre US$3.000 y US$10.000 se adjudicará el 100% del monto solicitado.

En tanto que autorizará toda la oferta hecha por las cajas de ahorro y fondo de pensiones.

Mientras que a las personas jurídicas pertenecientes a sectores prioritarios como alimentos, salud, maquinarías y equipos y proveedores de Pdvsa con solicitudes entre US$3.000 y US$20 millones se asignará el 100% del monto ofertado. Pero si son superiores sólo adjudicará US$20 millones.

También hubo aprobaciones para sectores productivos, que consideran que no son prioritarios, así como la banca privada y estatal.

La firma agregó que otorgará al Banco Central parte de la operación. "La diferencia para completar el monto total de la emisión (...) será adjudicada de manera directa al Banco Central de Venezuela, para ser utilizados en sus operaciones financieras y del Sistema Integral de Transacciones en Moneda Extranjera (Sitme)", afirmó.

Venezuela eliminó en enero un tipo de cambio preferencial de 2,6 bolívares por dólar que se utilizaba para importar bienes esenciales como alimentos y medicinas.

Analistas consideran que esta emisión, con la cual se puede acceder al dólar a un precio cercano a 6 bolívares, permitirá atenuar los efectos del encarecimiento de las importaciones tras la devaluación, lo cual impulsó en enero los precios al consumidor en un 2,7%.

Pdvsa ha realizado dos operaciones con bonos en lo que va de año, lo que sugiere que la actividad de endeudamiento de la estatal será más agresiva en 2011, tras un año 2010 en que los altos precios del crudo le permitieron reducir algunos de sus pasivos.

En enero la empresa reabrió en forma privada con el Banco Central y otras instituciones el bono 2017 que originalmente había emitido en octubre de 2010, levantando US$3.150 millones adicionales.

Con estas dos operaciones, la deuda financiera de la empresa habría subido a alrededor de US$31.000 millones, lo que representa más del 40% de su patrimonio.