La Memoria y Cuenta del Ministerio de Petróleo y Minería, que refleja el desempeño de Petróleos de Venezuela en 2014, mostró altibajos propios de la caída de los precios del crudo, tras lo cual la cesta local descendió US$9,66 por barril con respecto a 2013 para ubicarse en US$88,42 promedio.

El documento oficial explica que tras las medidas anticrisis tomadas por Pdvsa en conjunto con el Gobierno central en aras de ajustar el presupuesto, la estatal petrolera logró el control de los costos y gastos de la industria, maximizando tanto los ingresos generados, como el uso de los recursos para cada una de las operaciones que se llevaron a cabo.

Se observa que Pdvsa se benefició de la posibilidad de vender sus divisas a una tasa de cambio superior a la oficial de Bs. 6,30 por dólar en el Sicad y Sicad 2, lo que le permitió un balance en bolívares al optimizar el uso de sus ingresos internacionales.

La petrolera considera positivos los resultados, toda vez que los flancos importantes, como el aporte social y al fisco mostraron un buen rostro pese al momento.