El resultado de la elección en Estados Unidos no afectará los contratos existentes ni las potenciales alianzas de Petróleos Mexicanos (Pemex) con empresas estadounidenses ya que, al contrario, la estatal se fortalecerá en los próximos años gracias a las oportunidades que ofrece la reforma energética, aseguró el director general de la empresa, José Antonio González Anaya.

En conferencia telefónica con inversionistas para explicar su Plan de Negocios al 2021, aseguró que aún no es momento de medir el impacto del resultado de los comicios en Estados Unidos para Pemex o la industria energética nacional.

Además, el intercambio que existe en este sector y en particular en las actividades petroleras entre México y Estados Unidos es enorme y la oportunidad que ofrece la reforma energética para inversiones en México es también muy grande, gracias a que el nuevo marco legal tras la reforma energética otorga a la estatal la oportunidad de asociarse.

“Esto permite que se abra todo el sector de hidrocarburos al mundo y la oportunidad creo que es grande y creo que lo que va a hacer es que se va a seguir fortaleciendo la relación entre Pemex y las diferentes compañías, no sólo en Estados Unidos sino en todo el mundo”, comentó.

El nuevo Plan de Negocios que Pemex presentó la semana pasada con un horizonte al 2021 contempla la asociación en el farmout del campo Trion con empresas como Chevron y Exxon Mobil el próximo 5 de diciembre, otros dos farmouts en aguas someras y campos terrestres en el 2017, además de otros seis farmouts y siete contratos terrestres a desarrollarse en el 2017, así como asociaciones en otros seis campos en aguas someras, 64 terrestres y 86 de gas no asociado en el 2018, recordó.

De acuerdo con González Anaya, las compañías del sector petrolero son muy globales y han estado haciendo negocios por mucho tiempo en todo el mundo, “así que yo soy optimista, estas inversiones se van va a mantener”, aseguró.

BofA, por nuevos socios. Por otra parte, para reconfigurar sus refinerías mediante asociaciones, Pemex contrató a Bank of America (BofA) para que lidere la búsqueda.

Desde junio, la estatal mantuvo pláticas con 12 bancos para que la ayudaran a encontrar socios para sus refinerías, por lo que finamente contrató a BofA para que funja como intermediario financiero en los contratos con privados para reconfigurar las refinerías Tula, Salamanca y Salina Cruz, detalló en una entrevista Carlos Murrieta, director de Transformación Industrial de Pemex.

“Ahora estamos trabajando con ellos para ayudar a Pemex a conversar con varias empresas para determinar en qué estarían interesadas”, comentó. Los grupos por lo general consisten en una compañía desarrolladora, una empresa de refinado que se desempeña como operadora y un banco, explicó.