Ciudad de México. De acuerdo a los informes entregados por Petróleos Mexicanos (Pemex), durante la presente administración ha aumentado en 223% el número de tomas clandestinas detectadas y clausuradas, ya que de las 220 registradas en el 2006, se pasó a los 712 casos en el 2010.

Del total de las tomas clandestinas, 436 corresponden a poliductos, 219 a oleoductos y 57 a gasoductos.

En tanto que las zonas más afectadas son Veracruz, Sinaloa, estado de México, Tamaulipas, Nuevo León, Puebla, Jalisco, Coahuila, Baja California y Guanajuato, según informó El Financiero.

Durante el 2011, Pemex anunció que ya se han detectado 38 tomas clandestinas, 34 en poliductos y cuatro en oleoductos.