El problema de adeudo con los proveedores ya está casi resuelto, aseguró el director general de Pemex, José Antonio González Anaya.

En el marco de su participación en la Reunión Nacional de Consejeros de BBVA Bancomer, 2016, el funcionario recordó que ya se han pagado 95.000 millones de pesos (US$5.101,5 millones), y que se tienen programados otros 30.000 millones (US$1.611 millones) para este concepto.

“El problema ya está muy avanzado, casi completamente resuelto. Pemex es una empresa muy grande, es normal que tenga adeudos con proveedores. Ya casi los estamos pagando. Esta programación de 30 mil millones (US$1.611 millones) depende de que se termine la documentación”, dijo.

Destacó que hoy no es un problema de falta de recursos, sino de documentación. “Cada semana va avanzando. Realmente nos falta muy poquito. Todos los pagos de esto requieren un proceso de documentación y los vamos pagando conforme se van llenando todos los papeles. No hay un problema, se está pagando en orden y en curso”.

Subrayó que Pemex está comprometido a mantener sus finanzas sanas, solventes y con una plataforma sólida para seguir adelante.

Ante la grave situación financiera por la que atraviesa Pemex tras la abrupta caída de los precios del petróleo en meses pasados, el gobierno federal tuvo que inyectar recursos por 73.500 millones de pesos (US$3.946,5 millones), además de algunas líneas de crédito con la banca de desarrollo. De estos recursos, gran parte fue para el pago a proveedores.

González Anaya reconoció que el reto de Pemex en la actualidad es enorme, pero que al mismo tiempo vive una gran oportunidad que le da la reforma energética y que antes no tenía.

“Una vez más Pemex va a salir adelante, no tengo la menor duda que aunque Pemex enfrentaba problemas financieros difíciles y de liquidez de corto plazo, era una empresa solvente, con un enorme potencial”, señaló.

Subrayó que Pemex está comprometido a mantener sus finanzas sanas, solventes y con una plataforma sólida para seguir adelante.

“No me queda duda de que la reforma va a cambiar el panorama energético del país, y le va a dar una competitividad a toda la economía, y Pemex seguirá jugando un papel fundamental. Ahora habrá otros jugadores, pero Pemex seguirá con un papel fundamental”, enfatizó.