El nuevo Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex) implica la desaparición de al menos dos empresas subsidiarias, que estaban consideradas como nuevas actividades de la empresa; éstas se habían creado tras la reforma energética y sus activos ahora están en posibilidades de ser desincorporados tras la aprobación otorgada por el Consejo de Administración de la petrolera el pasado 17 de octubre.

De acuerdo con los anexos del Consejo de Administración (CA), la empresa aprobó una nueva reestructura en su organización en la que desaparecen dos empresas productivas subsidiarias: Pemex Fertilizantes y Pemex Etileno y no se tiene información sobre la asociación de Pemex con Mexichem en Clorados III–Petroquímica Mexicana de Vinilo.

En la propuesta original de Pemex Transformación Industrial (TRI) se incluían los complejos petroquímicos de Cangrejera, Morelos, Cosoleacaque, Camargo y Pajaritos; sin embargo, en el acuerdo CA-104/2016, en el punto 1.4 “Modificaciones a la estructura de la EPS (Empresa Productiva Subsidiaria) de Pemex TRI”, tras la reorganización aprobada, desaparecen del organigrama de Pemex.

En la misma reunión, el CA aprobó tanto la desincorporación de activos como la asociación de Pemex en actividades de Transformación Industrial, específicamente en algunos procesos de refinación, y de aguas profundas, especialmente de Trion, así como la migración de contratos de las asignaciones Ayin y Batsil.

Además, en el Plan de Negocios se darán a conocer las cadenas que serán reforzadas como parte de sus procesos de negocios como es el caso de Pemex Generación, que sí está incluida en el organigrama, al igual que Pemex Logística y Pemex Perforación y Servicios.

Con respecto a las alianzas, el Consejo definió el desarrollo de políticas para más alianzas estratégicas en extracción de petróleo: se anuncian por lo menos dos más, además de Trion, en campos en aguas someras y otros dos más en campos terrestres.

El CA define en el Plan de Negocios lo que son alianzas estratégicas en la parte industrial, particularmente en refinación donde lo que se está buscando es capital porque en este momento se requieren inversiones muy importantes y no hay dinero para hacerlas.

A fortalecer refinación. Lo aprobado por el CA de Pemex les permitirá a privados participar en las tres refinerías donde no se ha invertido: Minatitlán, Tula y Salamanca y la reconfiguración es para que puedan procesar crudo pesado. Las inversiones en las refinerías son para mejorar sus instalaciones auxiliares que son el principal origen de los paros en este sector; de hecho 74% de los paros provienen de esa área, y las alianzas con el sector privado es para reducir las pérdidas que hoy se tienen.

Al respecto, la diputada de Morena, Rocío Nahle, secretaria de la Comisión de Energía, explicó que, en este Plan de Negocios de Pemex, lo que se quiere es hacer “es vender activos, lo que no significa atraer nuevas inversiones”.

“Las refinerías y los complejos petroquímicos de Pemex tienen sus instalaciones de servicios auxiliares y sólo requieren de agua para generar con vapor nuestros servicios auxiliares. No comparto la visión de que el sector privado haga estas actividades porque es más rentable, la experiencia internacional es diferente”, dijo.