La tercera Comisión Permanente del Congreso de la Unión promovió un punto de acuerdo para solicitar que Petróleos Mexicanos (Pemex) tome mayores medidas en contra del mercado negro de combustibles originado por las tomas clandestinas a sus ductos y la sustracción ilícita en instalaciones de la empresa.

Además, se le solicita a la empresa que refuerce todos los acuerdos que tiene con los órganos de seguridad del Estado, a fin de mejorar la vigilancia sobre las instalaciones estratégicas.

De acuerdo con el documento, se le pide a Pemex que “se refuercen las medidas y acciones de seguridad, supervisión, control y vigilancia internas tanto en las terminales de abastecimiento como en las pipas y en los ductos destinados a transportar hidrocarburos en el país con la finalidad de evitar en ellos las tomas clandestinas y la sustracción ilícita de combustible”.

El punto de acuerdo señala que se deben reforzar los acuerdos con la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina y la Procuraduría General de la República en los siguientes temas: seguridad, supervisión, control y vigilancia en ductos destinados de transporte de hidrocarburos y para erradicar el mercado negro.

El consenso entre las principales fuerzas políticas es pedir que se intensifiquen las acciones de difusión y fomento de la denuncia ciudadana con la finalidad de evitar la generación de “tomas clandestinas”, el robo de hidrocarburos y el daño al medio ambiente.