México. Petróleos Mexicanos (Pemex) afirmó hoy que busca crear alianzas y asociaciones con empresas nacionales e internacionales para elevar su competitividad y convertirse en una compañía productiva del Estado en dos años.

"Lo que buscamos es promover sinergias entre Petróleos Mexicanos y sus proveedores, contratistas, socios y tecnólogos, así como con las instituciones de educación superior, a lo largo de toda la cadena de valor de la industria petrolera", dijo el director de Pemex, Emilio Lozoya.

Al inaugurar la Expo Foro Pemex 2014, en la que participan 278 empresas del sector energético, recordó que la meta de la reforma energética es convertir a la petrolera "en una empresa productiva del Estado en un lapso de dos años".

El foro, que concluirá el próximo jueves, mostrará el potencial de expansión para nuevos participantes en todas las áreas, "desde la exploración y producción de crudo aguas arriba, hasta la distribución minorista de combustibles, pasando por refinación, transporte de hidrocarburos y petroquímica", indicó.

Precisó que Pemex debe "competir en el mercado, en todos los eslabones de la cadena de valor de la industria", y hacerlo en tiempo y forma, lo que supone una profunda transformación de sí misma.

Lozoya designado hoy "Ejecutivo petrolero del año" por la firma estadounidense Energy Intelligence, destacó que la segunda edición del foro ocurre en un "momento histórico" de profundas transformaciones en el país, en particular de la industria petrolera.

Detalló que en los tres días de trabajo se abordarán numerosos temas de interés para Pemex, para la industria en general, las instituciones académicas y las autoridades.

"Estoy seguro de que estas mesas arrojarán como resultado ideas y acciones que en mucho enriquecerán el proceso de transformación que hemos emprendido", dijo el funcionario, quien añadió que se trata de convertir a Pemex en una empresa "más fuerte, más dinámica y más rentable".

La compañía, insistió, debe sumar su actividad a la iniciativa y las capacidades financieras y tecnológicas de numerosas empresas para conformar un sector petrolero dinámico que sea un factor de competitividad de la industria mexicana.

La reforma en el sector promulgada en diciembre pasado abrió las puertas a la iniciativa privada a la industria petrolera, después de 75 años de monopolio del Estado.