El presupuesto 2015 para proyectos de transporte y distribución de gas de Petróleos Mexicanos (Pemex) sufrió un recorte de 16,8% luego del ajuste que decretó Hacienda por la caída en los precios del petróleo. Este recorte es superior al del resto de la empresa en promedio, que asciende a 11,5% del total presupuestado para este año.

A través del Instituto Federal de Acceso a la Información, la Unidad de Enlace de Pemex Gas y Petroquímica Básica detalló que se le recortaron 1.382 millones de pesos (US$91,3 millones) de los 8.208 millones (US$542,5 millones) que originalmente le había aprobado el Congreso para el gasto de este año.

Con ello, las actividades relacionadas con el gas contará con un presupuesto total de 6.825 millones de pesos (US$451,1 millones), que equivale a apenas 1,5% del presupuesto total ya ajustado de Pemex para este año. Entre los proyectos más afectados a nivel nacional en las operaciones ligadas con el gas, se recortaron 159.3 millones de pesos (US$10,5 millones) a los proyectos de confiabilidad eléctrica de los nueve complejos procesadores de gas del país; 81.2 millones (US$5,3 millones) para los programas de seguridad de todas las terminales de gas LP; 140.1 millones (US$9,6 millones) menos para adquisiciones de la red de ductos, y 159.4 millones (US$10,5 millones) para el cruzamiento de ductos en ríos del sur del país.

La modernización de las redes de bombeo fue la actividad más afectada con un recorte de 230.1 millones de pesos, refirió Pemex.

Burgos, con mayor recorte

El centro procesador de gas más afectado por el recorte en términos absolutos fue el que mayor actividad tiene en el país: Burgos, en Tamaulipas, que tuvo una reducción de 235.3 millones de pesos originalmente asignados para el mantenimiento de cuatro plantas criogénicas; además se le recortaron 132.5 millones de pesos del programa de confiabilidad operativa y 63.3 millones que serían utilizados para almacenamiento de naftas.

Otro de los centros cuya operación se reducirá por este recorte fue Nuevo Pemex, en la Sonda de Campeche, al cual se le restaron 169.9 millones para conservación y mantenimiento de equipos, además de 176 millones para conservación de su capacidad de procesamiento y otros 156.9 millones para trabajos de adecuación de procesadoras y reconversión de la endulzadora de líquidos de este centro.

A Ciudad Pemex, en Tabasco, se le restó un total de 173.5 millones de pesos que serían utilizados para mantenimiento de equipo preventivo, equipo de seguridad y reparación de la planta criogénica del complejo procesador de gas.

En los complejos de Veracruz, la modernización del área de almacenamiento en Coatzacoalcos se pospuso, con un recorte de 47.3 millones de pesos. A Poza Rica se le restaron 104.5 millones para adquisición de equipo, además de 69.1 millones para modernizar su sistema contra incendio, entre otros.
Pemex y la CFE reportan aumento en el costo de jubilaciones en el 2014

Petróleos Mexicanos (Pemex) dio a conocer a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión que los costos por pensiones aumentaron el año pasado a 121,700 millones de pesos; mientras que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) reportó el crecimiento de 6.4% en jubilaciones pero destacó que el personal contratado desde el 2008 aporta 5% de su salario para su jubilación.

En su “Informe Anual 2014”, Pemex afirmó que las pensiones el año pasado significaron 121,700 millones de pesos cuando en el 2013 fueron 115,300 millones de pesos.

“Los costos netos en el periodo por concepto de beneficios a los empleados en el 2014 llegó a 121.7 miles de millones de pesos, por lo que el saldo de la reserva de beneficios a los empleados al 31 de diciembre del 2014 se ubicó en 1,474.1 miles de millones de pesos”.

Agregó que el incremento de la reserva de beneficiarios a los empleados “corresponde al reconocimiento del costo neto del periodo y de las ganancias y/o pérdidas actuariales, disminuido por las aportaciones realizadas al Fondo Laboral Pemex Folape (activos del plan) y los pagos efectuados por concepto de los servicios médicos y hospitalarios otorgados a los jubilados y sus beneficiarios, así como a los pensionados post mórtem”.

La CFE alertó que los jubilados en la empresa productiva del Estado cada vez son más, pues el año pasado hubo 42,058 jubilados, cuando en el 2013 hubo 39,519 y en el 2012 el número fue de 37,687.

Afirmó que 43.1% del personal está contratado bajo el Apartado II, es decir, aquellos que aportan 5% de su salario para su jubilación, mientras que la empresa aporta 1.5 veces la aportación del trabajador para el mismo propósito.