Ciudad de México.Entre enero y noviembre, Petróleos Mexicanos (Pemex)compró a otros 16 países un promedio de 469 mil barriles diarios de gasolina para abastecer al mercado nacional.

El costo total de las importaciones fue de más de nueve mil 576 millones de dólares, de acuerdo con un informe de la empresa.

Si se comparan las cifras de importación de esos 11 meses con el año pasado, Pemex en promedio compró 47 mil barriles diarios más, es decir, casi un 10% más, pues en 2015 adquirió un promedio de 422 mil barriles diarios.

Durante julio, el mes con mayor importación de 2016 y de toda la historia productiva de Pemex, las seis refinerías del país sólo produjeron el 30% de la gasolina que se necesitaba para el consumo de la población y entonces se compraron 565 mil barriles diarios.

Los países a los que se recurrió para la importación fueron Estados Unidos, Países Bajos, Antillas Neerlandesas, Bélgica, Bahamas, Brasil, España, Finlandia, Francia, Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda, India, Corea del Sur, Lituania, Singapur, Suecia y Trinidad y Tobago.

Desde 2014, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) alertaba que Pemex adeudaba a PMI Trading Limited (subsidiaria a través de la cual adquiere la gasolina extranjera) más mil 403 millones de pesos por dos mil 69 demoras, generadas, entre otros problemas, por almacenes ocupados en tierra y falta de cupo en los muelles.

Algunas de las petroleras estadunidenses a las que se les compra son Shell, Chevron y Tesoro Petrolero.

El consumo nacional promedio de gasolina es de 815 mil barriles diarios.

De enero a noviembre de este año, adquirió 47 mil barriles diarios extra para reunir los 815 mil que se consumen en promedio.

Pemex concluirá 2016 como el año que más gasolina importó para abastecer a la población.

Según cifras oficiales de Pemex, de enero a noviembre compró 10% más combustible que en 2015 por un monto de nueve mil 576 millones de dólares.

Si se comparan las cifras de importación con el año pasado, Petróleos Mexicanos compró 47 mil barriles diarios más.

Mientras que en 2015 compraba un promedio de 422 mil barriles diarios, un año después el volumen ascendió a 469 mil.

Los 16 países a los que México recurrió para la importación fueron: Estados Unidos, Países Bajos, Antillas Neerlandesas, Bélgica, Bahamas, Brasil, España, Finlandia, Francia, Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda, India, Corea del Sur, Lituania, Singapur, Suecia y Trinidad y Tobago.

Algunas de las empresas petroleras estadunidenses a las que Pemex compró gasolina fueron: Shell, Chevron y Tesoro Petrolero.

Julio fue el mes con mayor importación de 2016 y de toda la historia productiva de Pemex. Las seis refinerías del país, sólo produjeron 30% de la gasolina que se necesitaba para el consumo de la población y compró 565 mil barriles diarios.

Pemex puntualmente adquirió cada mes en el extranjero la gasolina que le hizo falta para reunir los 815 mil barriles diarios que en promedio consume la población. Sin embargo, una de las grandes razones para el desabasto de combustible en varios estados del Bajío y centro del país, como Excélsior informó, es porque la petrolera no estaba preparada para almacenar tales volúmenes de gasolina importada.

Desde 2014, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) alertaba que Pemex adeudaba a PMI Trading Limited (subsidiaria a través de la cual adquiere la gasolina extranjera) más mil 403 millones de pesos por dos mil 69 demoras, generadas, entre otros problemas, por almacenes ocupados en tierra y falta de cupo en los muelles.

Tal ha sido la saturación de la gasolina importada en las dos vías de ingreso: terminales marítimas de Tuxpan, Pajaritos, Rosarito, Topolobampo, Manzanillo, La Paz y Mazatlán, y por tierra, las terminales de Ciudad Madero, Reynosa y Matamoros en Tamaulipas y Ciudad Juárez, Chihuahua; que Pemex recurrirá a otra terminal de distribución por tren en el Bajío, llamada San José Iturbide y que comenzará a operar en las siguientes semanas con el propósito de descongestionar los conductos por mar y por tierra.

Desde la ciudad de Brownsville, Texas, llegará por tren el diésel y la gasolina importada de Estados Unidos a la terminal de San José Iturbide en el Bajío y a la terminal de Cadereyta, ubicada en el estado de Nuevo León.

Después de que se registrara un desabasto de combustible en Aguascalientes y Guanajuato debido a tomas clandestinas, el director General de Pemex, José Antonio González Anaya, agregó que el precio de la gasolina podría aumentar entre 15 y 20% en 2017.

Algunas de las justificaciones que Pemex ha mencionado sobre su baja producción de gasolinas son: paros en sus refinerías no programados por fallas recurrentes en operación y mantenimiento, por deterioro en las plantas de alta conversión.

Este diario también publicó en julio que de 2010 a la fecha, las seis refinerías del país han operado, en promedio, sólo a 70% de su capacidad, siendo las de Minatitlán y Cadereyta, las de menor procesamiento de crudo.

Mientras que la refinería de Ciudad Madero en Tamaulipas fue la que tuvo menor producción en 2016.

A diferencia de naciones que han incrementado la refinación del petróleo entre 11.9% y 5.2% en un año (2013-2014) como: Arabia Saudita, Francia, Brasil, China y Rusia; México también redujo 9.5% su producción de gasolinas en 2015 comparado con el año previo, de acuerdo con el informe anual de Pemex.

La principal razón por la que naciones como China o Arabia Saudita modernizaron sus refinerías fue para garantizar la seguridad del suministro. En sus gobiernos la producción de combustible continúa siendo una prioridad política, afirmó la Secretaría de Energía, Sener, en un reporte.

Petróleos Mexicanos, con el alto porcentaje de importación de gasolinas que supera su elaboración, no sólo dejó en manos de otras naciones el suministro de combustible del país, sino que ha incumplido sus propias metas de producción.

Hasta hace dos años, México se ubicaba dentro de los 18 países con mayores volúmenes de reservas de petróleo en el mundo.