Ciudad de México. La estatal petrolera mexicana Petróleos Mexicanos (Pemex), informó este miércoles que pagó casi 82 millones de pesos (US$6,8 millones) como parte de las reclamaciones por daños luego de la ruptura de un oleoducto petrolero en San Martín Texmelucan el 19 de diciembre, que costó la vida a 30 personas y dañó decenas de hogares.

Pemex dijo en un comunicado que el pago cubre el seguro de vida para las familias de 28 de los que murieron, mientras que los seguros de las otras dos personas siguen pendientes dado que uno de los muertos no ha sido identificado y no se han determinado los beneficiarios de la otra víctima.

Pemex dijo que el derrame habría sido causado por ladrones que intervinieron los oleoductos de bencina, gas y petróleo para luego realizar ventas en el mercado negro.

La empresa también dijo que el pago cubre 34 hogares que registraron pérdidas totales y fueron demolidos. Una compensación independiente se hizo a familias cuyos hogares registraron daño parcial y se han hecho reparaciones donde el daño fue mínimo.