México DF. La petrolera estatal mexicana Pemex demandó a 11 empresas estadounidenses por comprar hasta US$300 millones en combustible que le fue robado por cárteles de la droga, según documentos de una corte en Estados Unidos.

La unidad de Exploración y Producción de Pemex presento la demanda el domingo en una corte de distrito en Texas, señalando que algunas de las empresas conspiraron con los criminales mexicanos para falsificar documentos y trasladar el gas natural concentrado a través de la frontera.

"Los acusados han participado y sacado provecho -con o sin conocimiento- en el tráfico en Estados Unidos de condensado robado, y por lo tanto un incentivado o facilitado a los grupos del crimen organizado mexicanos el robar el condensado", señala la demanda.

Entre los demandados están Plains All American Pipeline LP, SemCrude, filial de SemGroup's y Western Refining.

La empresa explicó que desde el 2006 le han sido robados unos US$300 millones en condensado de su campo de gas natural Burgos, ubicado en el norte del país.