México. Petróleos Mexicanos (Pemex) demandó en EE.UU. al ex presidente del Partido Acción Nacional (PAN), César Nava, por presuntamente participar en una conspiración criminal de las empresas Siemens y SK Engineering para defraudar a la empresa pública, reveló este martes el diario Reforma.

En una nota publicada en portada, el periódico indicó que la acusación contra Nava fue incluida el 8 de mayo en una ampliación de la demanda por US$500 millones que presentó en diciembre pasado contra las dos compañías contratistas.

Nava, director jurídico de Pemex de 2001 a 2003, impidió en 2002 que la petrolera cobrara dos cartas de crédito por US$102,8 millones que servirían para compensar violaciones contractuales de Siemens y SK Engineering en las obras de reconfiguración de la refinería de Cadereyta, en el norte del país.

Ello "sirvió como conducto para profundizar la empresa criminal de las (empresas) demandadas", de acuerdo con el documento presentado por Pemex Refinación ante la Corte para el Distrito Sur de Nueva York, agrega el matutino mexicano.

Según la demanda, la alemana Siemens y la coreana SK Engineering obtuvieron US$182,4 millones mediante siete facturas fraudulentas cobradas entre agosto de 2000 y enero de 2002, como parte de una conspiración criminal para inflar los costos de la reconfiguración de Cadereyta.

Además de Nava, quien fue secretario particular de Felipe Calderón durante los dos primeros años de su mandato (2006-2012), la petrolera involucra por primera vez en la red de corrupción al ex director jurídico de Pemex Refinación Luis Enrique Bouchot.

Pemex también señala como presuntos responsables de los actos de corrupción al empresario Jaime Camil, a un legislador del PAN al que no identifica, así como a dos ejecutivos de la petrolera que ya fueron inhabilitados por 20 años para el servicio público y autorizaron el pago de las facturas.

La demanda incorpora el testimonio de Peter Paul Muller, ex director jurídico de Siemens en México, quien confirmó el 6 de mayo pasado ante la Fiscalía mexicana que la compañía alemana sobornó a personal de Pemex para cubrir sobrecostos en Cadereyta.

Según Muller, Camil colaboró en una simulación para ocultar un pago de US$2,6 millones a funcionarios de la petrolera, entre ellos uno que en la actualidad es senador.

El ex ejecutivo también dijo que otro testigo con conocimiento de la red de corrupción es Viktor Warketin, ex director adjunto de Conproca, el consorcio integrado por Siemens y SK Engineering.

Al comentar este martes este caso, el presidente del Senado, Ernesto Cordero, se pronunció a favor de que se investigue la presunta participación de colega del PAN en la red de corrupción y pidió no adelantar juicios.