Ciudad de México. En lo que va del año, la realización de estudios de sísmica 2D, por parte de Petróleos Mexicanos, para analizar el potencial geológico del país, registró una reducción de 80 por ciento, esto derivado de los resultados de Ronda Cero.

De acuerdo con información de la petrolera, muchas de las áreas donde ya se tenía planeada la realización de este tipo de análisis, tuvieron que ser canceladas, pues se trataba de bloques que no le fueron asignados para su desarrollo, y que ahora serán ofertados en algunas de las rondas contempladas en el plan quinquenal.

"La reducción en la sísmica 2D obedece que algunas áreas estudiadas quedaron fuera en la Ronda Cero, lo que llevó a ejecutar el estudio Sur de Burgos por un total de 645 Kilómetros”, señala Pemex.

Tan sólo en el segundo trimestre del año, la petrolera realizó trabajos de sísmica 2D en 177 kilómetros, lo cual también representa una reducción de 62 por ciento en comparación a los 468 kilómetros que alcanzó en los primeros tres meses del año.

De manera contraria, la información sísmica 3D tuvo una variación positiva de 106 por ciento, ya que pasó de 296 kilómetros cuadrados en el segundo trimestre de 2014 a 612 kilómetros cuadrados entre abril y junio de 2015.

"En el caso de la sísmica 3D, también se reprogramaron estudios por la Ronda Cero y, en el trimestre abril-junio de 2015, se adquirieron 612 kilómetros cuadrados, en conjunto, para los estudios Salsomera NE 3D y Ku-Maloob-Zaap 3D-3C”.

Como resultado de las actividades de exploración ejecutadas durante el segundo trimestre de 2015, el pozo Batsil-1 confirmó la existencia de crudo pesado, complejo que está ubicado en el Activo Litoral de Tabasco, a 102 kilómetros al noroeste de Ciudad del Carmen y en un tirante de agua de 82 metros, su producción inicial superó los mil 190 barriles diarios, mientras que el pozo Cheek-1 ubicado en el Activo Abkatún-Pol-Chuc, también tiene potencial para la extracción de crudo ligero.

"Actualmente, el volumen de reservas en estos campos se evalúa y es importante destacar que estos descubrimientos se ubican en aguas someras cerca de complejos de producción existentes. Una vez que se cuente con el Plan de Desarrollo y las autorizaciones correspondientes, se podría iniciar la producción en 16 meses”.