México. La estatal mexicana Pemex espera estabilizar su procesamiento de crudo en 1.0-1.1 millones de barriles por día (bpd) un su sistema local de refinación a fin del año, tras ejecutar mantenimiento en varias refinerías, dijo el viernes el director general de Pemex Transformación Industrial, Carlos Murrieta.

El funcionario precisó que se harán trabajos mayores en las refinerías ubicadas en Minatitlán (estado Veracruz) y en Madero (Tamaulipas), así como uno menor en Tula (Hidalgo) y otro que se está llevando a cabo en Cadereyta (Nuevo León).

"Queremos presionar para que en noviembre, a más tardar principios de diciembre, podamos tener el sistema completo", dijo Murrieta en una entrevista en el Reuters Latin American Investment Summit respecto a las seis refinerías de la empresa en el país, que tienen una capacidad de 1.63 millones de bpd y están procesando entre 800,000 y 900,000 bpd.

Por otra parte, dijo que la refinería en Salina Cruz, que reinició operaciones a fin de julio tras una larga parada luego de un incendio, procesará unos 220,000 bpd la próxima semana y que está produciendo ya unos 50,000 bpd de productos terminados.

El ejecutivo dijo que espera que pronto se reactive la exportación de crudo pesado Maya desde la terminal en Salina Cruz, en el estado Oaxaca, que está en el Pacífico. Esas exportaciones estaban saliendo por otras terminales.