Ciudad de México. La petrolera estatal mexicana Pemex prevé una reducción de su producción de crudo para el próximo año a 1.944 millones de barriles por día (bpd) frente al promedio de 2,1 millones de bpd con los que espera cerrar en 2016, dijo este jueves su director general.

Pemex, una importante caja para los ingresos del Gobierno, se ha visto golpeada por los bajos precios del crudo y recortes presupuestales. Además, acumula una fuerte deuda y un agresivo régimen fiscal ha contribuido a generarle fuertes pérdidas netas desde hace años.

El director general de Pemex, José Antonio González Anaya, dijo que la empresa espera lograr un superávit primario para 2017 y lograr equilibrio financiero para el 2019-2020, al presentar el plan de negocios de la compañía para los próximos años.

González Anaya abundó que el Plan de Negocios 2016-2021 tiene como eje la rentabilidad, por lo que el reto a corto plazo consiste en ajustar su estructura de costos a un escenario de precios bajos.

Agregó que si bien la empresa tiene finanzas estables, esta estrategia le permitirá tener un mejor balance en sus finanzas mediante alianzas, inversiones rentables y mejoramiento de su deuda.