Ciudad de México. El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Carlos Treviño Medina, sostendrá encuentros con directivos de empresas del sector energético como Chevron, Lukoil, Shell, BP, Petronas, Ecopetrol, Hunt Oil, entre otros, con quienes dialogará sobre los retos y la expansión de la estatal mexicana.

El directivo viajó a la ciudad de Davos, Suiza, para participar en la 48 Reunión Anual del Foro Económico Mundial, encuentro que servirá para explorar oportunidades de negocio para la industria y exponer los beneficios de la reforma energética.

Con los representantes de estas empresas abordará aspectos del Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos así como de las acciones que se llevan a cabo para que la empresa sea más rentable y eficiente, aseguró Pemex en un comunicado.

Durante su gira de trabajo, Treviño Medina compartirá experiencias para mejorar el entorno en un marco de transformación, con respeto al medio ambiente y de manera sustentable. Estos encuentros se enmarcan dentro de la estrategia de Petróleos Mexicanos para establecer alianzas en todas las líneas de negocio, aseguraron.

La Secretaría de Energía establece que la reversión de la declinación en la producción petrolera en México dependerá prácticamente en su totalidad de la actividad de privados en nuevos descubrimientos.

En su Prospectiva 2017-2031, la Secretaría de Energía establece que la reversión de la declinación en la producción petrolera en México dependerá prácticamente en su totalidad de la actividad de privados en nuevos descubrimientos. Según este documento, Pemex seguirá siendo el mayor productor petrolero nacional en los próximos 15 años, pero mantendrá las caídas productivas sin la participación de terceros.

Para ello, se establecen dos escenarios: el primero es el mínimo, que depende de las reservas encontradas hasta hoy por Pemex y solamente aumentará a 1.938 millones de barriles diarios en el 2019 para reiniciar la caída hasta 1.615 millones de barriles diarios en el 2021 y elevarse sólo hasta 1.780 millones de barriles diarios en el 2031.

El otro escenario es el máximo y contempla exploraciones aceleradas principalmente de privados solos o en asociación con Pemex. Con ello plantea incrementos en la producción que llegan a 1.988 millones en el 2018, a 2.059 millones de barriles en el 2019 y hasta 3.252 millones de barriles en el 2031.